Punto de fuga. Perspectiva.

2 comentarios

Vaya de nuevo por delante que no
pretendo dar clases de ningún tipo.
Ni sentar ninguna cátedra
fotográfica.
Solamente pretendo exponer una
forma muy personal de entender
este mundillo que me apasiona cada
vez más.
En este caso me gustaria hablar un poco
de como componer paisajes en una foto.
A parte de intentar en todo momento
ser fiel a la "regla de los tercios",
procuro siempre proponer un
punto de fuga en cada toma.
Una línea o cualquier motivo
que ayude a la mirada a "viajar"
por la fotografia.
En ocasiones basta con pararse un poco
y mirar tranquilamente lo que nos rodea.
Casi siempre encontraremos los socorridos senderos, caminos..
O las murias de piedra que separan los prados.
Es aconsejable buscar las más originales.
A mi en los paisajes las líneas rectas me
parecen antinaturales. Fuera de lugar.
Por eso persigo siempre algo que pueda
llamar la atención.
A falta de murias o caminos, hay infinidad
de otros elementos.
Los conjuntos de árboles, los ríos o cursos de agua,
Un cresterio, rayos de sol, series de nubes..
Millones de posibilidades.
Incluso algo muy original es la imaginación.
Un compañero en pose montañera al contraluz
mirando al escenario, es algo que queda muy bien.
Seguro que siempre habrá algo.
En las instantáneas donde usemos estos
tipos de puntos de fuga, lo lógico sería trabajar con el máximo rango angular.
Un primer plano interesante, tambien le da
mucho interes a la toma.
Hay sitios muy aconsejables donde se puede uno hartar a experimentar.
Sitios con un montón de posibilidades.
Para ello, nada mejor que los terrenos de media
montaña.
Escenarios a mayor cota de altitud, van perdiendo
segun mi opinión el interes.
Las aldeas de estas zonas son un filón.
Núcleos rodeados de abundante vegetación,
de praderias, de caminos.
Encima tendremos siempre como telón
de fondo cumbres más altas.
En Asturias, Galicia, Pais Vasco o Cantabria
se me ocurren muchos sitios.
Al sur de la Cordillera en León, Palencia, Soria,
Burgos, Zamora...la riqueza de las zonas de montaña
hay que unirla a esas vegas de sus ríos rodeados de
choperas, fresnos, alisos..y demas vegetación
ribereña.
Foto 1: Puerto de Somiedo. Caminos y Murias.
Foto 2: Desde la Pradera del Valle, grupo de Los Albos y Orniz
Foto 3: Puerto Somiedo.

El Cuetón.Ostandi.Ondón..

0 comentarios

ACTIVIDAD: Inguanzo-Canal del hombre Muerto-Majada de Ostandi-El Cuetón (1.612 m.)
-Majada de Ondón-Cueto Corral-Cares-Poncebos

SITUACIÓN: Estribaciones Picos de Europa (Cabrales)

SUBIDA: 1.500 mts.

BAJADA: 1.400 mts.

DISTANCIA: 17 km.

TIEMPO: 6-7 h.

DIFICULTAD: Media Alta


En una hipotética línea que uniera la aldea de Inguanzo (Cabrales) con Poncebos, el Cuetón sería la montaña que éstaría justo en el centro.
El entorno del Cuetón, Cabezo Llerosos y Jascal, está considerado como las estribaciones del Macizo Occidental de los Picos de Europa.
Lo súbimos este sábado en un mes de Enero, más propio del final de la primavera que de un mes de Invierno.
Como siempre en estos casos el grupo es heterogéneo.
Nos juntamos unas 12 personas. Gente venida de Cantabria, incluso Bilbao, se unieron a los habituales que nos acercamos desde Gijón y Oviedo.

Salimos de Inguanzo de mañana.
Con el sueño todavia en los rostros
y envueltos en la neblina del amanecer.
La intención era enfocar la vieja senda
milenaria usada por los pastores cabraliegos
para subir su ganado a las majadas de altura.
Un camino casi en desuso, pero con un sedo
perfectamente trazado.
Este paso asciende por la Foz y por la
Canal del Hombre Muerto.
Curioso y tétrico nombre para un espacio
sombrio dada su orientación norteña.

Sin embargo en cuanto llegamos a la Majada de Ostandi.
el sol ya pega con inusitada fuerza. Impropia de esta época del año.
La Majada de Ostandi es una preciosidad glaciar en una meseta de captación. Hoy en día solo quedan un par de cabañas en pie, una pequeña laguna y bastantes ruinas. Pero sin duda el lugar es bucólico y tremendamente hermoso.
Continuamos ascendiendo por terreno calizo hasta alcanzar la ancha e incómoda cuerda que nos lleva al Cuetón (1.612 m).


En pocas montañas de tal altura tenemos unas vistas tan espectaculares.
Hacia el norte contemplamos toda la costa con sus innumerables cordales pre litorales
( Cuera,Hibeo,Sueve,Benzúa,Mofrechu..).
Pero hacia el sur, las vistas son indescriptibles.
La grandiosidad de los Picos de Europa parece que nos quiere atenazar.
Frente por fente, separados por unos kilómetros y por el profundo tajo del Cares.
Allí estan todas las montañas conocidas y el mítico Naranjo de Bulnes.
Realmente gigantescos, aunque faltos de nieve.
La hora que permanecimos en la cumbre, sin duda mereció la pena.


Personalmente iba muy ilusionado. De nuevo ibamos a transitar por la que yo considero la majada más hermosa de Picos de Europa. Ondón.
Nunca deja de sorprenderme. Y eso que ya son varias ocasiones.
Su situación, su viejo encanto, lo fotogénica que es..no lo sabria explicar.
Pero sin duda, a riesgo de vivaquear en el lugar, teniamos que bajar todavía mil y pico metros de desnivel.
Lo hicimos por las largas pandas que caen sobre el Cares por Cueto Corral.
Y por el posterior pedrero que nos permitió perder los ultimos 150 mts de una manera rápida y vertiginosa.
Una vez en plena ruta del Cares, caminamos hasta Poncebos.
Estupendo día.


Foto 1: Macizo Central desde la Majada de Ondón
Foto 2: Laguna de origen glaciar en Ostandi
Foto 3: Prados de labor cerca de la aldea de Inguanzo.
Foto 4: Naranjo de Bulnes. El Picu
Foto 5: Cabaña en Ondón.

Teleobjetivos

3 comentarios

Pienso que en fotografía de montaña, ir equipado con un teleobjetivo es primordial.
Tanto si solo eres un aficionado a caminar.
Como si eres un amante de la fauna.
Aparte de las consabidas marcas que montan cada tipo de cámara, existen al menos que yo conozca, dos fabricantes de objetivos que valen tanto para unas como para otras.
Sigma y Tamron.
Habrá más, pero nos centraremos en estas.
Como ya se dijo en otro tema, en mi equipo tengo un objetivo Sigma 18-125 mm.
Por consejo de Alberto (un hacha en estos temas), ese era el mejor para mis deseos.
Este tipo de objetivos hibridos, cubren un arco focal muy interesante.
Te da opción con la distancia focal mínima a cubrir escenas en angular tipo paisaje.
Con el máximo rango focal, se sale del apuro en caso de composiciones lejanas y algun detalle a captar.
Pero ahí se queda la cosa. Tampoco hay que pedir milagros.
Existen en el mercado una especie de duplicadores que se acoplan al objetivo.
Sirven para doblar la distancia focal máxima.
125 mm se convierten en 250 mm.
Mi amigo David, se hizo con un "hibrido" parecido.
Un Tamron de parecidas características.
Tambien está muy contento con el rendimiento.
La marca Tamron se ha especializado en teleobjetivos.

Fuera de la naturaleza y la montaña. Sobre todo en mis viajes.
Uso mucho un teleobjetivo más largo. Nikor 70-300 mm.
En reportajes turísticos es una auténtica ventaja.
En sitios donde uno tiene que pasar inadvertido. Alejarse de la escena y disparar es relativamente cómodo y seguro.
Los aficionados y profesionales que trabajan para fotografiar fauna podrian dar algunos consejos más acertados que estas someras explicaciones.
Conozco algun ornitólogo que entra en este blog, que seguramente nos contará algo..

Foto 1: El Pierzu desde la collada Viances (Ponga).
Foto 2: Rebecos sorprendidos antes de echar a correr en la Forqueta del Portillín (Ubiña)

Bosque y Agua.

3 comentarios


Dado que parece que la fotografía en bosques, es una de las favoritas de todo buen aficionado a la montaña.
Hoy intentaremos hablar un poco sobre el tema.
El bosque cantábrico capta toda la esencia y belleza que nuestras montañas pueden ofrecer.
Hayedos, robledales, abedulares..
Carbayeras, choperas, acebedas, teixeras..
Ni que decir tiene que la variedad es muy grande.
La riqueza ambiental que disfrutamos es inmensa.
Aunque en los últimos años diversos factores
están poniendo en peligro esta monumental
reserva.
La presión humana en forma de pistas forestales,
aprovechamientos madereros, cambio climático,
sobrepastoreo.
Y sobre todo los incendios.
Pero afortunadamente, aun podemos coger
nuestro equipo fotográfico, caminar unos cuantos
kilómetros, y sumergirnos en otro mundo.
En alguna ocasión ya he dicho que mi bosque favorito es el Hayedo.
En ningún otro se puede captar esa atmósfera húmeda y misteriosa que envuelve la mitología asturiana, leonesa, cántabra o palentina.

Fotográficamente hablando, sinceramente pienso
que es el que más juego da.
El haya es uno de los pocos árboles cuya hoja
esta diseñada en forma horizontal, para no dejar pasar demasiada luz.
Esto hace que carezca de vegetación dentro de él.
Solo musgos y felechos, tapizan su suelo.
Ningún arbusto.
Se puede caminar por sus adentros con relativa
más comodidad, que en cualquier otro.
Los haces de luz que se filtran, unida a esa
niebla típica que lo envuelve, ayuda a que
siempre tengamos composiciones muy originales.
Para colmo está el agua.
Arroyos, regueros, surgencias, cascadas, fontanas...
Sin duda un concierto para los sentidos.
Por razones conocidas, Somiedo es mi sitio preferido.
No hay mayor placer que perderse
un día entero por algun hayedo somedano.
El concepto de tiempo se olvida totalmente. Imprescindible acoplarse a su ritmo vital.
Allí no existe ni relojes, ni prisas, ni problemas..otro mundo.

Suelo primero localizar el lugar deseado.
En ocasiones me los encuentro por casualidad.
Otras veces, en alguna actividad de montaña,
me los apunto en la "memoria interna".
Cuando no, los diviso desde lejos y valoro
sus posibilidades.
Gracias a las andanzas montañeras, la lista
se ha ido engrosando con los años.
Una vez localizado el sitio, hay que cargar
con el equipo
A menudo bastantes kilómetros.
Para mi lo imprescindible es:
- Trípode.
- Objetivo angular.
- Filtros ND (densidad neutra).
-Lentes de aproximación si no se tiene macro.
- Mochila o bolsa impermeable.
Es vital proteger de la humedad y la condensación
el equipo. A menudo para conseguir buenas tomas uno se tiene que "mojar" y meterse
en medio del agua.
No está de más siempre llevar bolsas de plástico herméticas.
Si nos sorprende un aguacero, además del gore, una buena funda para la cámara.
Casi nunca uso flash, salvo en alguna toma aislada para iluminar el primer plano.
Juego con los valores ISO, sin pasarme.
Si se sube mucho, aparece el temido "ruido" en la foto.
Ese feo grano que desluce la toma.
En el 90% de los casos uso las velocidades bajas.
Trabajo en ese modo de prioridad.
Al principio, cuando me iniciaba en este tipo
de cosas, tendía a "congelar" demasiado el agua.
Me gustaba el aspecto algodonoso que se
conseguía.
Sin embargo los gustos cambian.
Ahora intento buscar los términos medios.
Conseguir ese efecto irreal, pero sin perder
por ejemplo los detalles de los brillos en las rocas
y cosas similares.
Uso siempre algun polarizador o algun filtro neutro.
Matizan, saturan y disimulan mucho el contraste
de los cielos excesivamente brillantes.
Sin embargo obligan a aumentar algún paso la exposición.
En fín. A grandes rasgos son un poco mis premisas.
En ningún caso pretendo dar lecciones de fotografía.
Me considero un vulgar aficionado.
Pero vaya como disfruta uno cuando de 100 fotos sale alguna buena.


Llué. Viances. Les Vibolines.Casielles...

1 comentarios

ACTIVIDAD: Puente Vaguardo-Tolivia-Cda Reces- Llué-Cda Llámpara-Vallón de Tolivia-
Cda Viances-Víboli-Les Vibolines-Casielles-Puente Agüera
SITUACIÓN: Ponga (Asturias)
SUBIDA: 1.650 m.
BAJADA: 1.700 m.
DISTANCIA: 18 km.
TIEMPO: 7 h.
DIFICULTAD: Media-alta



Ponga sin duda es una de las joyas escondidas que posee Asturias.
Una serie de caóticos valles y verticales cordales a la vera de los Picos de Europa.
Sus aldeas y remotas brañas a menudo estan colgadas de vertiginosos abismos.
Por lo que los desniveles acumulados en cualquier excursión son altísimos.



Ayer nos reunimos una serie de habituales conocidos.
Varios coincidimos a menudo en el Club de montaña la Peñuca, otros en el Trasgu Andayón.
Incluso dos de los pravianos del Monteagudo se metieron la pechada kilometros para realizar un proyecto extraordinario.
Se tratába de atravesar una de las zonas más abandonadas del oriente asturiano,para llegar a la remota Majada de Llue, e intentar atravesar el desfiladero por el que desciende el Río Canalita.
Y salir por Peloño.
Al final el Canalita bajaba tan cargado de agua por el deshielo de esta semana, que atravesarlo hubiera sido un auténtico suicidio colectivo.



Llevábamos con nosotros a Alfonso. Compañero del Trasgu Andayón.
Natural de la zona, concretamente de Casielles, y auténtico conocedor del terreno.
Desde que salimos de Puente Vaguardo empezó a contarnos las intimidades de este concejo de alta montaña.
Pasamos por Tolivia.
Pueblo abandonado en el que nació su mujer.
Hoy en día, en estado de ruina.
Subimos por el medio de una auténtica jungla hasta la Collada Reces.
Lugar de encuentros "amorosos" entre los jóvenes de estoas aldeas.
Y al fin divisamos la hoya de Llué.
Un sitio de praderias "hundido" en medio de un infierno verde y vertical.
Llegar aquí solo es posible ganando 600 mts de desnivel, para luego perderlos otra vez, y volver a ganarlos de nuevo para salir de allí.
Yo lo descubrí hace unos años viniendo desde La Uña por el Collado Llaete.
Me quedé horrorizado de los devastadores resultados que los aludes que bajan del Niajo, causan en los bosques.



Corre la historia de la pareja de brañeros que vivian a principios del S. XX
en la destruida majada.
En medio de una descomunal nevada, la mujer falleció.
Ante la imposibilidad de salir de allí en semanas, debido a que ni siquiera estába construida la carretera del Desfiladero de los Beyos, el hombre tomó una decisión.
Mientras no bajara el espesor de la nieve, y salir de allí.
Sacaba el cadaver por el día y lo enterraba en la nieve para conservarlo.
Por la noche lo metía en casa para que no fuera devorado por los lobos.

Sea como fuere remontamos el Río Canalita hasta llegar a los paredones.
Imposible pasar mientras el caudal y la fuerza de sus aguas estuviera así.
Peloño entero desagua aquí.
Se tendrá que intentar en meses de verano.
Vuelta a subir al collado Reces, y cambio de planes.
Por Llámpara y el alto valle de Tolivia salimos a la amplia pradería de Viances,
a los pies del Sen de los Mulos.

Bajamos hacia la aldea de Víboli, e intentamos antes de que anochezca atravesar la increible senda de "Les Vibolines".
Tallada y armada en una pared vertical y pavorosa como pocas.
Algunos de nosotros, entre ellos yo mismo, teníamos un interes especial en atravesar este desventío por desconocerlo.
Alfonso tenía la motivación especial de cruzarlo, para ir a Casielles.
En esta aldea, propia del Himalaya, vive una única familia.
Sus suegros.
Los últimos rayos de sol nos acompañan al atravesar la mítica senda.
Me pregunto quien fue la persona que la diseñó.
Hoy sería un reputado ingeniero.
Armaduras de piedras,talladuras...un portento.
Sin duda uno de los lugares más sorprendentes que me he encontrado.
Me quedé con las ganas de fotografiarlo, pero ya no había luz.
Tendré que ir un día expresamente a hacer unas fotografías y subir Peña Salón.
En Casielles unas sidras caseras, saludos familiares, y zumbando por el camín antiguo.
Casi a oscuras terminabamos cansados y satisfechos 14 montañeros en Puente Agüera.
Que estupendo día.

Foto 1: Primero rayos de sol sobre la Pica Ten, encima de Oseja de Sajambre.
Foto 2: Estribaciones del Macizo Occidental desde la base del Sen de los Mulos.
Foto 3: Aldea en ruinas y deshabitada de Tolivia.
Foto 4: Hayedo sin hojas entre Viances y Víboli.
Foto 5: El Pierzu desde cerca Viances.

La Muelda de Huelde 1.931

0 comentarios

Saco esta información del Foro de Picos de Europa.
Me ha llamado la atención en sobremanera.
Y más en estos últimos años en los que las nevadas estan desapareciendo.
La noticia habla de Huelde.
Uno de los 11 pueblos sepultados por el Embalse de Riaño.
El pueblo estaba situado al pie del paredón de más de 1 km de altura de la Peña las Pintas.
Todo un referente montañero.
Da la casualidad que era el pueblo de origen de mi amigo Eduardo, y de su familia.
En 1.931, se produjo una gran nevada, una nevada como las de antes.
La cara meridional de Las Pintas se cargó de nieve de arriba a abajo.
Un avalancha bajó por el Canalón sur.

Decir, que viendo alguna foto del pueblo,este, estaba situado literalmente "pegado" a la peña.Tan es así que el "cono de deyección" desembocaba encima de los tejados de algunas casas.El resultado fue la desaparición de una familia entera.

Estos documentos que expongo aquí,hablan un poco del tema. A pesar del paso de tantísimos años, los más viejos del lugar aún se acuerdan de aquella tragedia. La Muelda de Huelde.

Una "muelda" se denomina en Riaño y alrededores a un alud. La última foto no es mia, se aprecia una línea negra por donde bajó la avalancha por la canal. Aunque se vea el agua del pantano, justo donde se acaba dicha flecha estaba Huelde.

Pico Jario

0 comentarios

ACTIVIDAD: Pto Panderuedas-P. Dobres-Pico Jario-Vegabaño-Soto de Sajambre

SITUACIÓN: Sajambre (León)

DESNIVEL DE SUBIDA: 1.200 m.

DESNIVEL DE BAJADA: 1.400 m.

LONGITUD: 18 km.

DURACIÓN: 6-7 h.

DIFICULTAD: Media



La travesia que propongo es una de las que definiriamos como "clásica".
El Jario y su sierra son imprescindibles en el haber de todo montañero que se precie.
Una excursión al alcance de todo el mundo acostumbrado a caminar más o menos de una forma regular.
Es una actividad muy agradecida si se realiza en Octubre o Noviembre.
El colorido del hayedo de Vegabaño, unido a las primeras nieves en las alturas del Macizo Occidental, hace que esos meses sean los ideales.
Partiendo del Puerto de Panderuedas, rápidamente nos aupamos a la alta meseta de la Cerra Centenal.
Solo con subir hasta aquí, ya se nos abren los horizontes.
La senda está bien marcada, e incluso señalizada.
Por lo que el caminar es de lo más satisfactorio para los no muy iniciados.
Además en todo momento vamos viendo por donde circularemos posteriormente.
Transitaremos por el Pico Guadañas, por la Peña Dobres y por la Pica Samaya.
En la Peña Dobres nace el Río Dobra.
Curso de agua que vertebra todo un territorio.
Antes de acceder a la larga pala cimera del Jario (1.913 m),
el terreno es un poco farragoso e incómodo debido a bloques de cuarcita desperdigados por doquier.
Pero sin esfuerzo no hay recompensa.
Desde el Jario las vistas son de ensueño.
Tenemos a las altísimas cimas del Macizo Occidental delante de nosotros, a modo de colosal anfiteatro.
A nuestros pies el Hayedo de Vegabaño.
Una de las manchas vegetales más espectaculares del norte de la península.
Un poco más a la izquierda Peña Beza y Canto Cabronero.
Y a nuestras espaldas la hermosura de Ponga con el Niajo y el Pozalón.
Tambien en la vertiente sureña vemos en un ámplio arco que va desde Peña Ten, Mampodres..hasta las alturas palentinas de Peña Prieta y Tres Provincias.
La bajada la hacemos por el Refugio de Vegabaño hasta el pueblo de Soto de Sajambre (925 m.).

Foto 1: Desde la cima del Jario la Peña Beza.
Foto 2: Desde la cima del Jario, su pala cimera. al fondo Los Moledizos y La Bermeja.



Bombardeos de la Luftwaffe en la Cordillera

0 comentarios


Un asunto que en otro tema ya comenté que resultaba apasionante.
Durante bastantes meses entre 1.936-1.937, la Cordillera Cantábrica fue el escenario de duros combates.

La línea de frente estaba asentada en los pasos más altos.
Esto naturalmente quería decir, que las tropas tenían que ser abastecidas desde las aldeas y pueblos más cercanos.
Estos núcleos y sus habitantes sufrieron no solo el escarnio de ser usados como bases de operaciones.
Las tropas requisában y se apropiában de todo aquello que les fuera útil.
Pero tambien gran parte de ellos, al cambiar de manos, tambien sufrian la dura represión posterior.


Hoy nos centraremos en un dato que poca gente conoce.
Los bombardeos alemanes de la Legión Cóndor de la Luftwaffe sobre poblaciones leonesas y asturianas.
Estos efectívamente fueron los mismos que destrozaron Guernika.
En muchos de esos bombardeos los daños y los resultados fueron muy parecidos a los acontecidos en la famosa población vasca.
En muchos casos peores.
La información es de Alberto Ramos y aparece en "La Historia de León Vol IV, Carantoña F.".
Acciones aéreas alemanas sobre la Cordillera:
Bombardeos de Octubre 1.936 en las localidades de :
Aralla de Luna
Geras de Gordón
Mallo de Luna
Perales
Pola de Somiedo
San Emiliano
Alrededores de Ubiña
Llombera
Orzonaga
Ametrallamiento aéreo Octubre de 1.936 en:
Puerto Pajares
Tres días seguidos de bombardeos. 6 al 10 de Enero de 1.937 en:
Villamanín
Busdongo de Arbas
La Robla
Bombardeos 16 de Enero de 1.937 en:
Sector montañoso al norte de La Vecilla
Sector montañoso al norte de Oseja de Sajambre
Sector montañoso al norte de Soto de Sajambre
Bombardeos sobre objetivos militares Marzo 1.937 en:
Fábrica de armamento de Trubia
Puerto del Musel
Aeródromo de Carreño
Repito que estas acciones aéreas fueron perpetradas por la Luftwaffe.
Hubo muchísimas más acciones de bombardeos por parte de la aviación nacional.
Y claro está, en menor medida por la precaría aviación republicana.
Inferior en efectivos.
Gracias Alberto por la información.
Foto 1: Dos milicianos en la Serrona (Luna)
Foto 2: Tropas en Barrios de Luna
Foto 2: Destrozos en Barrios de Luna

Peña Ubiña.

3 comentarios

ACTIVIDAD: La Cubilla- Terreros-Espolón Este-Peña Ubiña-Ubiña Pequeña-Torrebarrio

SITUACIÓN: Lena-Santo Emiliano (Asturias-León)

DESNIVEL SUBIDA: 1.300 m.

DESNIVEL BAJADA: 1.500 m.

DISTANCIA: 27 km.

TIEMPO: 6-7 h.

DIFICULTAD: Alta


Peña Ubiña (2.417 m.).
La grande. La Reina de la Cordillera.
Sin duda, si hay una montaña con carácter y con bravura, esa es La Ubiña.
Quitando a los Picos de Europa, no hay un macizo de aspecto tan alpino como esta cadena montañosa.
Quizás solo el Espigüete y el Curavacas poseen ese aspecto tan telúrico y poderoso.
En el caso de Peña Ubiña, su fisonomía se ve agrandada por su situación.
Prácticamente es divisable y está presente desde cualquier lado.
Se divisa desde Palencia hasta Galicia.
Desde Segovia hasta el Mar Cantábrico.
En mi caso, siempre me ha marcado.
Siempre la intento buscar con la mirada desde cualquier otro punto donde me encuentre.
Los pescadores de Cudillero la llaman "La Becerra".
Cuando vuelven de sus largas temporadas de pesca, siempre se guían por ella.
Es lo primero que ven en el horizonte.
Y en línea recta está Cudillero.
En el Páramo leonés, siempre escuché a mi familia hablar de ella.
Que si soplaba el viento desde allí era nieve segura. Que en cuanto los rayos de sol la iluminaban de mañana era hora del Angelus...tantas historias.
Mi abuela Domi sabía poco de montañas, pero si le preguntabas por La Ubiña, rápidamente te la señalaba,y rápidamente te hablaba de ella.
En cuanto a su ascenso en si, lo más fácil es afrontarlo desde Torrebarrio hacia el Collado Ronzón.
Son menos metros que desde el lado asturiano de Tuiza.

Pero existe una tercera opción,que para mi es más atractiva y emocionante.
Desde el Puerto de La Cubilla o Alto Pinos, por Casa Mieres y los Puertos de Riotuerto hasta el Alto Terreros (1.892 m.).
Es algo más largo, pero la belleza de estos feraces pastos hacen que parezca que estes en Irlanda o Escocia.
La última vez fue mi ruta.
Desde el Alto Terreros, y por terreno muy complicado, se enlaza con la Senda de las Merinas.
Espectacular camino que a media ladera serpentea todo el macizo por el lado asturiano.
El objetivo es el Espolón Este.
Es una trepada muy vertical por el filo que separa la vertiente Este con la Norte.
En dicha cara Norte, se encuentran alguna de las vías invernales de escalada más pavorosas de todo el macizo.
Sin duda este espolón no es apto para cardiacos.
Tienes que ir constántemente usando las manos. Superando muretes y zócalos, pero en ningun caso hay pasos más allá del IIIº.
No hace falta cuerda, pero tambien hay que decir que tampoco es aconsejable para todo el mundo.
Sin embargo la arista es preciosa. Directa,límpia y rápida.
Te plantas en la cumbre con asombrosa premura.
Y por fín la cumbre.
Es aconsejable vivaquear una noche de verano en ella.
Es algo que tengo planeado, y que quiero hacer.
Tiene que ser espectacular ver ponerse el sol desde allí, y admirar la bóveda de estrellas límpias y sin contaminar.
La bajada es aconsejable por la ruta clásica.
Es decir, por la línea jitada que paralela a la Arista Sur desciende hasta el Collado Ronzón (1.932 m.).
Nosotros aquel día desde aquí subimos a Ubiña la Pequeña.
Pero esa es otra historia y otra montaña, que describiremos otro día.
Desde Collado Ronzón, solo nos queda iniciar la bajada hasta Torrebarrio.
Como curiosidad, decir que en cierta ocasión Alberto me contó que fue testigo de un "Defender", que subió hasta dicho collado.
Quizás él nos comente algo.
La bajada hacia Torrebarrio, a pesar de parecer corta, se hace tremendamente larga y pesada.
Sin embargo,todo se compensa al entrar en dicho pueblo.
Bucólico,noble..,recio..
El haber pasado toda su vida a los pies de la gran montaña, sin duda ha marcado el caracter y la fisonomía de sus gentes y de sus construcciones.
Gente que sabe de terribles frios, de inmensas nevadas, de temibles tormentas y del duro viento que a veces asola estas tierras.
Imperdonable no perderse en sus calles, y no fotografiar el entorno.
Da mucho juego.
Así pues hemos glosado una de las montañas más bonitas del Norte de la península.
Para mí quizás la que más. Peña Ubiña

La Cirbanal

4 comentarios

ACTIVIDAD: Caldas de Luna-El Negrón-La Cirbanal-La Silla-Hoces del Pincuejo-Caldas

SITUACIÓN: Caldas de Luna-Robledo (Luna)

DESNIVEL DE SUBIDA: 1.400 mts.

DESNIVEL DE BAJADA: 1.400 mts.

DISTANCIA: 19 km.

TIEMPO: 6-7 h.

DIFICULTAD: Media

La Cirbanal (2.084 m.).
La montaña escondida.
Tengo un cariño especial a la comarca leonesa de Luna.
A menudo me escapo en solitario, bien desde Somiedo,bien desde Gijón.
Su comunicación es excelente debido a que la Autopista del Huerna vertebra su territorio.
En menos de una hora desde Gijón, te plantas en Caldas de Luna y ya estas caminando.
El territorio de Luna ofrece una serie de opciones espectaculares dentro del ámbito montañero.
Cumbres y cordales preciosos como La Barragana,Peñas del Prado,Cerro Pedroso,Sierra de la Filera,Cordal de Cañada, La Seita,La Lastrona,El Cabachín,El Negrón..y como no..la reina...La Cirbanal.
Su situación es bien curiosa. Está como escondida,como si no se quisiera mostrar.
Rodeada por las poderosas Ubiñas hacia el Norte, el resalte del Pincuejo con sus hoces cierran su cuenco por el Sur.
Al Este el Negrón siempre envuelto en oscuras nubes, y la cuerda Cabachín-La Seita-La Lastrona al Oeste.
Su forma es muy parecida a la del Tiatordos.
Como dice un buen amigo.Tiene forma de "Croasán" o "Croissant".
Su caliza blanca hace que el verde de su "hoya" sea de un fulgor especial.
Uno se da cuenta de la grandeza de esta montaña cuando recorre su extensísima y semicircular arista cimera.
Es sin duda una de las más bonitas de caminar que yo recuerde.
Aérea y altiva,incluso con algun "pasín" expuesto.
La última vez que la subimos fue un caluroso día de verano.
Un circuito desde Caldas de Luna.
Prácticamente salimos desde su afamado balneario.
Ascendimos antes El Negrón (1.904 m.).
La montaña que da nombre al túnel de la autopista.
Pico feo, oscuro y tapizado de vegetación rastrera.
Sin embargo desde su cumbre las vistas son preciosas.
Bajamos al Collado Cacabillos.
Desde aquí uno puede dirigirse al Puerto de La Cubilla (Pinos), o encaramarse ya a La Cirbanal.
El acceso es por una corta "canaleta".
Este tramo está "jitado", aún así es fácil desviarse y complicarse en alguna llambria.
Entonces comienza lo bueno.
Una arista cimera de varios kilómetros.
Vas pasando por picos "satélites" de La Cirbanal, como:
La Silla, Pié de Buey, La Bacheriza, y por último el Arriones.
En algun sitio hay que tirarse a cualquiera de las dos vertientes para salvar algun paso si se es un poco aprensivo.
Pero a los medianamente acostumbrados a trepar, es aconsejable hacer en todo momento toda la línea cimera. Es divertidísima.
El último día en cuestión al llegar encima de las Hoces del Pincuejo, se desató una tormenta eléctrica en Peña Ubiña.
Bajamos a la puñetera carrera por una senda entre canales que discurre paralela a las hoces.
Esta senda pasa por una cascada preciosa,(en época de lluvias).
Nos dimos un buen baño.
Por último decir que una vez más todos estos altos cimeros estan sembrados de restos de la Guerra Civil.
Desde casamatas,nidos de ametralladoras,trincheras..

Guerra civil en Peña Ten

1 comentarios

Esta foto no es mia. La tomo prestada de "Foropicos".
Concretamente de un miembro llamado "Avigamo".
La traigo a colación por que coincide con el tema de ayer de Peña Ten.
Otro día tocaremos a fondo el tema de la contienda civil en las cimas de nuestra Cordillera.
La línea de frente coincidió con lo más alto de la divisoria.
Este montañero encontró esta granada en un canchal de la arista cimera.
Curiosamente hay una foto de dicha arista que puse ayer en el tema de Peña Ten.
Personalmente yo me he encontrado con todo un arsenal parecido.
En mi casa tengo una especie de minimuseo.
Trozos de proyectiles de balas,mortero,obuses.
Restos de cascos,bayonetas,botones de uniformes..
Casi todos estos restos los he encontrado en el entorno del Puerto de Somiedo.
Hablaremos de ello más a fondo con el tiempo.
Y aconsejaré una serie de publicaciones sobre ello.



Peña Ten

3 comentarios

Peña Ten (2.142 m.). La montaña interminable.
Tres veces la he subido.
Las tres casi he reventado.
Las tres desde La Uña. Precioso y bucólico pueblo leones.
No pueden ser más afortunados en esta aldea.
A un lado Ten.Y al otro los Mampodres.
La primera vez que la subí no la conocía.
Creí que no se acabába nunca. Era prácticamente un chavalin.


La segunda fue en pleno Junio. No recuerdo un día más colorido y hermoso.
Genistas,enebros..todo era una explosión de sensaciones y olores.
Sin embargo la bajada la teniamos programada hacia Ventaniella.
Al llegar a las Arredondas tenía una rodilla hecha fosfatina.
El resultado fueron dos meses sin monte.
Sobrecarga lateral..no se que más..
El camino que sale desde La Uña, casi pasa al lado de la fuente primigénia del Esla.
El río que dió nombre a un pueblo.
El antiguo "Astura". El que hermanó desde tiempos inmemoriales a los actuales Leoneses y Asturianos.
Resulta curioso que en menos de 2 km. en línea recta tengan los nacimientos los dos ríos más importantes de Asturias y León.
El Esla..y el Nalón.


La tercera vez que subí Ten, fue con mi tocayo Carlinos y con mis grandes amigos Jose María y Eduardo. Que tíos!!.
En aquel día la nevada era de impresión. A cada paso nos hundíamos hasta los muslos.
Y encima sin raquetas.
En aquel entonces casi ni se conocian.
Aquel cresto y aquella interminable llombera, casi acaban con nuestra paciencia.
Dioos!!.Y que frio pasamos en la arista cimera.


Sin embargo. Pocas montañas tienen tanta personalidad.
Dura,grande,poderosa..
Su cumbre nunca defrauda.
Hacia un lado su hermana pequeña Peña Pileñes, y al fondo los majestuosos Picos de Europa.
Hacia el otro lado los Mampodres y la Montaña de Riaño.
Más allá el Espigüete..llamando con su canto de sirena.
Ten y Pileñes. Una caliza, la otra más negra. Han dado pié a uno de los dichos más conocidos por estos pagos.
"...Ten y Pileñes..
..vaya par de peñes..
Ten pa les cabres..
pa les oveyes Pileñes.."

Somiedo.Un día de Enero

4 comentarios

El sábado tocába Somiedo.
Tocába "Clán de los Pravianos".
Y tocába "ruta secreta".
No siempre uno puede mostrar con pelos y señales cada una de las actividades.
Muchas de las que realizo por Somiedo forman parte del denominado "archivo secreto".
Son salidas por lo más intrincado de este sorprendente entorno.
Bosque cerrado. Hayedos de ensueño.
Este tipo de salidas discurren por lo más profundo de estas montañas.
Mostrar este tipo de itinerarios pensamos que es contraproducente.
Masificar segun que sitios va en contra de la conservación de un escenario aún virgen.
Sin caminos, sin sendas, sin trochas.
Naturaleza en toda la extensión de la palabra.
A menudo tenemos que inventar la toponimia.
Ni en los mapas comerciales, ni en el digital del propio ayuntamiento se habla de ellos.
A pesar de conocer a la gente de estas aldeas, a menudo gente que es de mi propia familia, sabe como denominar a según que sitios.
Canales,manchas de bosque, montes,vertientes,requexos...
Continuan innominados desde los tiempos.
Se quedan en nuestros cuadernos y en nuestras retinas.

Concretamente la ruta de este pasado sábado era de las que nosotros denominamos "pata negra".
Hicimos una parte en pleno verano.
Tuvimos que ascender casi 700 mts, por el medio de un empinadísimo hayedo.
En aquel mes de Julio la tremenda humedad del bosque repleto de hoja, unido al calor, casi nos hace reventar.
Este sábado estába nublado y llovía a ratos.
El bosque estába desprovisto de hoja.
Parecía naturaleza muerta.
Aún así la atmósfera era misteriosa.
Además atravesar los dominios del Oso Pardo siempre te da un plus de morbosa belleza.
En nuestro heterogéneo grupo tenemos la suerte de contar con auténticas enciclopedias especializadas en este entorno que es Somiedo.
Por más que a cada salida pensamos que más conocemos este enclave. Nunca deja de sorprendernos algo nuevo.
Por mi parte. Luego de unos cuantos días en el dique seco por culpa de la puñetera gripe.
Este reencuentro con la montaña ha sido revitalizante.
Sin embargo asistimos preocupados a la alarmante falta de nieve.
Volví a casa con las pilas cargadas y....con una garrapata enganchada.
Lo que nunca se ha visto en Enero.
Primera salida del año. Primera de la temporada.
Un nuevo curso que empieza.

La Robliza

1 comentarios

ACTIVIDAD: Lago Enol-La Fragua-La Robliza-Tiro de la Llera-Vegaredonda-Lago Enol

SITUACIÓN: Macizo Occidental de Picos de Europa.

DESNIVEL SUBIDA: 1.900 m.

DESNIVEL BAJADA: 1.900 m.

DISTANCIA: 32 km.

TIEMPO: 10-11 h.

DIFICULTAD: Alta
El 2.005 fue un grán año montañero.
Dentro del entorno de los Picos de Europa,conseguí por fin ascender una montaña que se me había atragantado. La Robliza (2.227 m.).
Su afilada y peligrosa arista imponen un profundo respeto en ambientes montañeros.
Su espectacular y vertical cresterio es conocido como el "Espinazo del Diablo".
El entorno donde se sustenta esta montaña está alejado de casi todos los accesos.
Por lo que el acercamiento es realmente largo y duro.
En Julio del 2.005 pernoctábamos en Cain despues de una gran jornada por el Central.
Al día siguiente surgió la opción de atacarla.
Pero teniamos que alejarnos mucho de nuestra ruta y era practicamente imposible que nos diera tiempo.
A partir de ese día fue una obsesión el subirla.
Así un día de Noviembre de ese mismo año, y como se deben hacer estas cosas, planeamos una jornada "pata negra".
Extraordinariamente sin nieve, y con los pronósticos de tiempo despejado,allá que nos lanzamos sin atar muchos cabos.
Salimos desde Pandecarmen de noche cerrada.
Nos juntamos un grupete de habituales formados por mi tocayo Carlinos,Dani, Miguel y un servidor.
Estábamos concienciados de que tendriamos que darle bastante "zapatilla".
Así que desde un principio el ritmo fue muy alto.
Tomamos la archiconocida ruta hasta el Collado la Fragua por el Refugio de Vegaredonda y la cansina Llampa Cimera.
Superamos el mar de nubes, y de repente nos encontramos a nuestro amigo "Manolo Peña Santa".
Todo un portentoso personaje que ha subido cientos de veces en solitario la Peña Santa por todas sus vertientes.
No logramos convencerle de que se una a nosotros y lo vemos brincar de roca en roca camino por enésima vez la "Reina de Picos".
Nosotros como los galgos nos plantamos en la Jorcada Miguel despues de varias horas de acercamiento.
Ante nosotros tenemos la temida arista afilada como una cuchilla.
Impresiona más de cerca.
Aligeramos peso y nos lanzamos a ella.
Es espectacular. Su roca descompuesta impide ningun rapel seguro en la bajada.
Así que subimos a pelo,sin nada.
La verticalidad en todo momento es impresionante.
La adrenalina que empieza a aflorar hace que uno suba en un estado de euforia contenida.
A ello se une una especie de relax causado por intentar en todo momento no cometer ni un solo fallo.
Estamos acostumbrados a trepar. Pero en sitios como este un solo fallo significa aparecer 2 km, más abajo en Caín.
Carlinos es como un gamo y en todo momento va varios metros por encima de nosotros. Dani y yo vamos parejos disfrutando a fondo. Miguelín que es un fenómeno no para de hacernos fotos y de contarnos gilipolleces para hacernos reir.
Y llegamos a cumbre.
Abrazos,felicitaciones..
Miguel nos sorprende y saca una botella de sidra. Hay que estar muy colgado para portar una botella de sidra hasta aquí. La ligereza es básica, pero no para el.
Bajamos extremando las precauciones y felices.
Al llegar de nuevo al Collado Llambredas, vemos que vamos excelentemente de tiempo.
Entonces es cuando se empieza a desarrollar uno de esos días que siempre quedaran en el recuerdo.
Empezamos a subir cimas cercanas que de otra manera nunca vendriamos expresamente a ascenderlas.
Torre de los Cabrones de Peña Blanca (2.290 m.), Punta Gregoriana, Porru la Capilla (2.267 m.),
Tiro de la Llera (2,290 m.), Piedra Lengua (2.295 m.)..
Es un no parar. De momento vamos bien.
Pero se nos echa la noche encima.
Teniamos pensado rematar con Los Traviesos, pero el desnivel era muy grande.
Aún así de vuelta y a modo de capricho pusimos la guinda con el Porru de los Garapozales (1.983 m.).
Con las últimas luces del día llegábamos al coche.
Uno de esos días que siempre te quedarán en la memoria.

Mapa de Webcams

3 comentarios

Aquí os dejo un enlace de una estupenda página.
Ofrece un listado de todas las webcams de la totalidad de Estaciones de Esquí en la península.
Este tipo de servicios es muy útil.
En caso de programar actividad de montaña.
O simplemente para conocer in situ lo que nos vamos a encontrar.
Conocer el estado de la nieve en según que cota.
Posibles viajes..
Por supuesto que es un complemento.
Conocer la tendencia metereológica con varios días de antelación,sigue siendo lo primordial y lo prioritario.
De todos modos es interesante echar un vistazo.

http://www.ski-cams.com/mapa-de-webcams/


.

Raquetas TSL 225-Mochila Dakine Poacher

2 comentarios

A la espera de que los malos augurios del "cambio climático" solo se queden en una errónea teoría, habrá que ir afilando el material invernal.
De momento, lo que llevamos de invierno, más parece el tiempo propio de una primavera u otoño.
Estas raquetas son las TSL 225.
Las compré hace poco más de un año.
Aunque no las he usado tanto como quisiera por culpa de la poca nieve caida la temporada pasada.
Sin embargo son unas raquetas excelentes.
Medio cramponaje muy fiable y unas puntas de tracción francamente muy seguras.
Además el cierre automático a la bota es prefecto.
Me costaron 80 euros. Un precio lógico para las prestaciones que ofrece.
Antes tenía unas Baddas.
Quizás de las primeras que salieron en España.
Llevába con ellas más de 10 años.
Tambien duras y fuertes como un acorazado.Sin embargo los cierres con anillas tipo "crampón" no me convencia.
Si tenias que quitarlas o ponerlas rápidamente en terrenos mixtos era un engorro y ralentizabas mucho la marcha.
El único "pero" que le achaco a las Tsl 225, es que quizás son un poco estrechas.
Ganas en ligereza, pero te hundes más.
Mis antiguas Baldass, tenían más diámetro y menos posibilidad de hundirte.
Aunque tambien costaba más moverlas.

Algo muy importante a la hora de marchar con raquetas, es tener una buena mochila donde transportarlas sin molestar.
Cuando compré las primeras raquetas, busqué mochilas con agarres para ellas.
Hace casi 10 años.
En tiendas de montaña especializadas no existían.
Así que tuve la idea de probar a encontrarlas en las de Snow Board.
Por aquel entonces en Gijón solo existía una tienda con material de snow y skate.
Se llamaba "Bobsport".
Así encontré las mochilas Dakine.
Fueron las primeras en España.
Me hice con la Dakine Poacher.
El precio no fue caro, unos 50 euros.
Creo que no sabían muy bien como hacerse con el mercado y pusieron al empezar precios muy inferiores. Hoy valen más del doble.
Es resistente,no cala, y los correajes de agarre son híbridos.
Hay veces que engancho raquetas,bastones y piolet todo a la vez.
Compré un naranja bastante cantante, por aquello de resaltar en la nieve.
Nunca se sabe cuando puedes tener un percance o accidente.
Este tipo de colores son los más visibles en el blanco elemento.



La Montaña de Serbal en Google Maps