Hierbas Altas.

0 comentarios


Hay momentos en la montaña que no se pueden pagar ni con todas las reservas monetarias del Bundesbank.
Momentos inesperados y mágicos.
El de la foto es uno de ellos.
La foto es de Miguel. Un amigo de mis salidas por los Picos de Europa. Capaz de disparar 500 fotos en minuto y medio, sin parar de andar, mientras se ata una bota y a la vez que te cuenta la elaboración de un Ribera de Duero que se pimpló el día anterior.
Una bestia parda vamos.
Captó este momento, para mi excepcional.
Uno de esos momentos en que la luz se filtra a traves de las nubes, y señala al....elegido.
El elegido, je je, es otro buen amigo y no menos fenomenal montañero llamado Dani.
El escenario es por encima del Cares. Cerca de Hierbas Altas.
Yo ese día no estaba. Una pena viendo la escena.

Picos Albos- La Fana Brava

1 comentarios

ACTIVIDAD: Valle de Lago- Albos-La Chábana-Fana Brava- Sobrepena-Valle Lago

SITUACIÓN: Somiedo (Asturias)

ASCENSO: 1.200 mts.

DESCENSO: 1.200 mts.

DISTANCIA: 18-20 km.

TIEMPO: 7-8 h.

DIFICULTAD: Media

No me extenderé mucho en describir la subida a los Picos Albos.
Sin duda es un clásico dentro de los que se quieran iniciar en las montañas por
encima de los 2.000 mts en Somiedo.
Primero hay que llegar al lago y subir al Oriental primero.
Desde allí las vistas sobre los Lagos de Saliencia y Peña Ubiña son excelentes.

El siguiente paso es hacer el Occidental. El que da vista a la vertiente del Lago del Valle.
Si el día es soleado, allí abajo luce el lago más profundo de la Cordillera Cantábrica.
Y en medio, justo en el centro. Piquiñina, afayadiza y preciosa su isla.

El itinerario continua bajando la pala sureña del Albo Occidental, hasta empalmar con el camino que nos lleva a La Chábana. Aunque en los mapas erróneamente se le nomina como "Pico de los Pozos".


Continuando el lomo Oeste de La Chábana, y por terreno incómodo, culminamos la
Fana Brava. Las caidas de este pico son pavorosas por todos sus lados menos por su vertiente Oeste.
Al Norte las Ubiñas se divisan a lo lejos. Y a nuestros pies la gran meseta verde
de Camayor.
Pradera inmensa llena de historias y leyendas. Donde es peligroso adentrarse a última hora de la tarde. El riesgo de niebla es muy alto al anochecer. Bien lo saben los pastores trashumantes que desde Junio suben allí sus ovejas.

De la Fana Brava bajamos al Cueto las Bruxas, y de ahí a la Braña de Sobrepena.
Cuentan las historias que un pastorin lloraba allí sus penas de amor.
Por aquellos vericuetos buscaba día tras día el recuerdo de su amor lejano, lejos en el otro
confín de la Cordillera. De ahí dicen que proviene el nombre de la braña.
Hoy solo están los viejos corros de ganado. Y encima una peña vigilando el fondo del valle,
como queriendo ver llegar a su amor, un orgulloso y altivo serbal.


Foto 1: Parte de la ruta realizada

Foto 2: Al fondo Orniz. A la derecha Picos de las Morteras, con su máxima altura el Gachas

Foto 3: Caidas de la Fana Brava sobre la Veiga de Camayor

Foto 4: Lagos de Saliencia. Ubiñas al fondo desde La Chábana.

Foto 5: Lago del Valle, al fondo el Murallón de Orniz

Hermo..el infierno verde..

1 comentarios

Dos imagenes que no son de mi cosecha.
En ellas, aunque puedan parecer anodinas, se retrata muy bien un día de montaña del "Clan" en el gran bosque de Hermo.
Vaya por delante que el calor es mi gran enemigo. Prefiero mil veces las situaciones adversas de mal tiempo.
Contra el calor no se puede luchar.
Cuando te pasas 8 o 10 horas luchando contra un bosque de este tipo, con 30º y un indice de humedad altísimo, o revientas o llegas al final hecho una completa piltrafa.
En la primera foto, se ve el momento en el que salimos de Hermo (detras), justo al lado de una antigua mina de antracita. Feo final para un enclave ecológico de tan alto valor.
Me sigue Victor, mientras yo me arrastro los últimos metros axfisiado de calor.
En la segunda foto, parte del grupo salimos del enmarañado bosque a un claro.
aunque alguno mire el mapa. Aquí no sirve de nada. Cada uno intenta buscar la mejor salida para entrar otra vez a la selva pura y dura.
Mucha gente montañera, desprecia este tipo de escenarios. Prefieren mil veces pasarse el día por ejemplo en Picos de Europa. En medio de un paisaje lunar vestido solamente por la desnuda roca. Eso si, realizar un picacho de 2.000- 2.600 mts, y volver equivocadamente con su curriculum recrecido.
Sin embargo. Jornadas en zonas como la visitada en Hermo, son una perfecta lección de dureza, orientación e intuición montañera. Ádemás de una base muy sólida para formarse como montañero.
Sitios así son los que te aprenden a moverte en dificultades. A desarrollar el olfato.
Y aunque no quedes muy contento por haber sufrido, el regusto final es muy positivo.

Josemari

2 comentarios


Tengo un nuevo amiguín en León.
En Sta Maria, se coló una gatina en el desván.
Bueno. En realidad una gata y su prole.
A uno de ellos conseguimos salvarlo de palmarla de seguro.
Por un hueco se cayó en un sitio sin salida.
No conseguiamos sacarlo y teniamos que volver a Gijón.
Cuando por fín lo liberamos, el prubín estába temeroso.
Pero como siempre puede más el hambre, nos hicimos amiguinos.
Decidí llamarlo Josemari.
Su asombroso parecido a un ex presidente de gobierno fue la razón.
O eso, o enano cabrón..que para el caso es lo mismo.
Espero que para la próxima vez que vuelva ande por allí.
Lo reconoceré rápidamente. Ese bigote es definitivo.
Direis que que coño tiene que ver este tema con la montaña..
Pues...no se..

Hermo. Historia de una desilusión.

5 comentarios

ACTIVIDAD: Monasterio de Hermo-Sierra Degaña- Bachonga- M. Hermo

SITUACIÓN: Cangas de Narcea-Degaña ( Fuentes del Narcea)

ASCENSO: 1.000 mts.

DESCENSO: 1.000 mts.

DISTANCIA: 20 km.

TIEMPO: 8 h.

DIFICULTAD: Media-Alta

La montaña es una analogía de la vida.
Hay veces que te ilusionas con algo. Pones tantas esperanzas en algo que crees que va a ser lo más de lo más, que cuando realmente descubres de que se trata, te das cuenta que es una completa desilusión.
Como la vida misma, la montaña tambien tiene cosas así.
Llamémosla Hermo. Hayedo de Monasterio de Hermo.
Vaya por delante, que el Hayedo de Hermo es impresionante.
Nada más verlo te gusta. Te atrae, te maravilla su aspecto.
Es impresionante.
Pero una cosa es lo que ves, otra lo que esconde.

Nos habiamos juntado con muchas ilusiones los del "Clan". Esta vez decidimos salir de
nuestros "territorios de caza" somedanos.
Orbayín (Victor), había planeado y puesto muchas esperanzas en el afamado
Hayedo de Monasterio de Hermo.
Aparte de Muniellos, Hermo es la joya del nuevo espacio protegido del Parque
Natural de Fuentes del Narcea. En los confines occidentales de la Cordillera Cantábrica.
Casi 2.000 hectareas de bosque autóctono, y una reserva de fauna salvaje, particularmente de Oso y Lobo aun sin cuantificar. Pronto supimos el por qué.

A ciegas y amillarando, decidimos hacer un duro circuito desde el pueblo de Monasterio de Hermo. Aparte de Victor y el que suscribe, se unieron Geli, Cuchi y el "Maestro" Freije.
Con el equipo al completo, estábamos listos para lo que nos pusieran por delante.
Desde un hayedo occidental hasta la selva virgen vietnamita.

Nuestra intención era atravesar diagonalmente desde las brañas unos kmts por encima
de la aldea de Monasterio de Hermo, hasta el Pico Rubio. en plena Sierra de Degaña.
Para a continuación bajar por la gran Vachina de la Bachonga.
Vachina que sobre el papel nos asustaba en sobremanera. Por su salvaje aspecto,
y por la "foz" vertical que se erguía en su centro.

Los primeros kmts hicieron que nos ilusionaramos. El hayedo parecia hermoso.
Hablábamos entre nosotros que no era el tipo de bosque "límpio" que se da
en Somiedo. Carente de sotobosque, límpio, luminoso y lustroso.
Rápidamente a medida que avanzabamos y ascendiamos, todo se convirtió en una
selva primaria de primer orden.
Ni un camino, ni una trocha, ni restos de animales, ni referencia, ni rastro de una
braña, de una cabana, de un corro...nada de nada...solo bosque cerrado.
Húmedo, pegajoso. Además de un olor un tanto peculiar.
Entre nosotros comentábamos a que podía deberse aquel olor tan fuerte.
No supimos encontrar respuesta.

A partir de los 1.600 mts de cota, la cosa se complicó en sobremanera. Con el cambio de piso y nivel, apareció aun una zona más enmarañada. Desapareció el haya, y como un bofetón nos vimos
rodeados de una mezcla impenetrable de abedul,rebollo, espino, pedrero y recio piornal en medio de una
gran inclinación.
Aún así, conseguimos alcanzar la cimera de la sierra, la cual ya conocia de una anterior ruta
hace más de 4 años.
Desde ella se ve el Valle de Degaña, Valdeprado, y los cercanos Ancares.

Y encaramos la larga Vachina de la Bachonga.
Una vallina grandísima y poderosa. Miraras donde miraras, el verde lo domina todo.
Aquí tuvimos suerte, encontramos un viejo sendero que unía los pueblos
de Gedrez y Monasterio con el Valle de Degaña. Camino antiquísimo en completo
desuso. Sin gente ni ganado en estos valles. Nadie sube por allí.

A mitad de vallina, encontramos un recodo francamente impresionante.
El que suscribe, un miope recalcitrante tengo la suerte de haber desarrollado otros sentidos
en detrimento de mi precaria vista. Oigo y percibo olores con relativa facilidad.
Así en un momento sentí un olor a orina realmente fortísimo. Como si entraras e los
baños de un bar en plenas fiestas patronales.
Otras veces tiendo a fijarme en los árboles. Marcar el territorio es algo normal en todos los animales. Sin embargo no localicé el lugar del marcaje.
Pero juro que nunca sentí un olor tan fuerte en años.
20 mts más adelante Freije anunciaba la presencia del Oso.
En un húmedo llamardal, recien levantadas y volteadas aparecián una veintena de grandes losetas.
Impepinable que recientemente un ejemplar habia intentado buscar larvas y pequeños invertebrados debajo de ellas.
En un lugar tan enmarañado de 2.000 hectáreas como no va a estar atestado de Oso Pardo.
Lo que es imposible es censar la población en un sitio así.


Foto 1: Principio del Hayedo de Hermo. Aún relatívamente despejado.

Foto 2: Cimera de la Sierra Degaña. Enebros rastreros.

Foto 3: Un momento donde comenzaba la espesura. Piorno y felechales.

Foto 4: Cuchi husmeando el ambiente en La Bachonga.

Foto 5: Única zona despejada en toda la Vachina la Bachonga.

Foto 6: Valle de Degaña. Al frente Pto Valdeprado El Miro y Busmori

Vando

2 comentarios

Se llamaba "Vando".
En realidad Vando es una abreviatura de Servando.
Natural de Valle de Lago. Allí nació, vivió..y allí murió el año pasado.
Tenía un gran cariño a Vando. Creo que era el único que entendía por que subía a la montaña. Bueno..él.. y mi abuelo claro
Por que me metia aquellas palizas, por que martirizaba a preguntas de trochas, bosques, de peñas, de nombres..tanto a él como a la güelina Malia.
Para todos los demás soy ese pirao que siempre que llega a Valle de Lago, prácticamente sin posar las maletas, agarra la mochila y se pierde por los altos.
Vando creo que me comprendía. El conocía aquellas montañas como nadie.
Gran parte de su vida la pasó agarrado a la peña como pastor.
En su vejez, hablaba con todo el mundo. Era el encargado de repicar las campanas de la Iglesia del pueblo.
Por el invierno era uno de los únicos que se quedaba en el pueblo. Nunca se casó.
Cuando las grandes nevadas incomunicaban Valle de Lago, muchas veces le llamábamos para ver si podiamos subir el coche.
Solo. Enfundado en sus madreñas y tronzando leña.
Su hermana vivía en Alemania. Algún invierno consiguió sacarlo de Somiedo para pasar las Navidades tan lejos.
Cuando yo le preguntaba que tal por aquel pais, me contaba que muy feo. Que casi ni se podía salir a la calle, y que encima hablaban muy raro.
Precisamente a él, que se pasaba el día de un lado para otro. Viendo tal o cual vaca, en tal o cual prado, hablando con unos y con otros.
Era de una maravillosa simpleza. Entendía solo su entorno. Su universo. Su montaña.

Yo le abrasaba a preguntas. Como podía subir a tal o cual sitio, por que parte podía tener problemas, que nombre tiene aquella peña, aquella vachina, aquel recodo del hayedo...
Tantos recuerdos.
Sabía de animales. De los domésticos como vacas, ovejas y cabras.
Y de los otros. Lobos, raposos, rebecos,corzos y el Oso... ay el Oso!!.



Nunca supe si lo que comentaban habia sido verdad. Si era una leyenda o habladurias.
Tenía media parte del rostro paralizado. Siempre deduje que alguna trombosis podía
haber sido la causa.
Sin embargo todo el mundo contaba que de joven se había quedado dormido contra un árbol.
Cuidando el ganado. Al despertarse se encontró de cara con el Oso. Sobre sus dos patas traseras.
dicen que la impresión le produjo la paralisis facial.
Nunca sabré si fue verdad. Poco importa.
La historia ya forma parte de su vida.
Hablaba ese asturiano occidental, cercano al Pachuezu de Laciana.
A veces decía palabras y expresiones que ni siquiera entendía.

Por el verano disfrutaba de veras. Siempre venía a hablar con Malia por las tardes. Esas tardes de verano en Valle de Lago. Ese sol y esa brisa. Ese olor a hierba.

Cuando yo me pasaba largas temporadas de vacaciones en el Valle. Todos los días me levantaba con el sol y marchaba a la montaña. Por las tardes sabía a la hora que venía y bajaba a casa Malia.

Su café solo y su eterno ducados. Esperaba conversando con Malia. Cuando yo llegába reventado y con las piernas escayadas siempre creí ver un gesto de alegría en su rostro.

Entonces ámbos me preguntaban mi ruta. Lo que había visto. Malia siempre me reñía por salir solo a la montaña. Él sin embargo nunca me hizo un reproche. Toda su vida había estado solo ahí arriba. Se le iluminaba la cara cuando comprobába que sus indicaciones me habian ayudado por los altos. El sabía que nunca podría volver a pisar aquellos sitios jamás.

Sin embargo, siempre le decía que había encontrado colillas suyas en alguna repisa o recodo. Se enorgullecia sin poder disimularlo. Entonces siempre le invitaba a algún cigarro de los mios. En los últimos años el médico se lo tenía ya prohibido. Sus bronquios parecian querer salir por su boca cada vez que tosía. Aún así era su pequeño placer. Y todo para al final irse por causa de una parada cardiaca. Que ironía.

Hoy me he acordado de Vando otra vez. Algunas veces le echo de menos al atardecer de Somiedo. A él y a Malia.

Vando. Un buen hombre.

Corredor del Marques. Torre de Sta Maria (2.485 m.)

1 comentarios



La Torre de Santa Maria (2.485 m.), es una de las grandes montañas del Macizo Occidental de Picos de Europa. Llena de tradición y bravura. Aunque siempre un poco a la sombra de su hermana mayor..La Peña Santa de Castilla o Torre Santa a secas como la llaman los leoneses.

Una de las actividades más intensas, apasionantes y llenas de historia que se puede hacer en esta montaña, sin duda es el Corredor del Marques.

Para empezar, hay que subir a la Torre de Sta Maria. Lo hacemos desde una larguísima y pesadísima aproximación. Desde los Lagos de Covadonga-Refugio de Vegaredonda-Mosquil de Cebolleda-Horcada de Sta Maria-Grieta Rubia-Cumbre.

La Grieta Rubia, no ofrece dificultad a los acostumbrados a las llambrias. El que tenga confianza en la caliza, traccionará perfectamente por estas largas lastras antes de la cima. Por el contrario, el que sea aprensivo a terrenos inclinados y con cierto "patio", lo pasará ciertamente regular.

Para bajar por el Corredor del Marques hacia el Neverón eterno de Cemba Vieya por toda la Cara Norte de la montaña, tambien tiene uno que estar acostumbrado a terrenos extremos. En este caso, hablamos de terreno y piedra descompuesta muy inclinado a lo largo de toda la "Diagonal".

En invierno, es una de las clásicas más bonitas y conocidas de Picos de Europa. Cuando la pared entera se convierte en un muro de hielo espectacular.

Al acabar la diagonal del Corredor. Entramos en el Nevero de Cemba Vieya. Zona muy complicada dependiendo del estado de la nieve y su cuantía. La última vez que bajé por allí, fue en pleno verano. Cemba Vieya estaba altísima, y el estado de la nieve sumamente inestable. Los crampones eran totalmente inútiles.

Decidímos bajar por la rimaya. Ese terreno entre las paredes y el muro de nieve. En ocasiones tuvimos que montar algun pequeño rappel. Ya que algun compañero pasó por dificultades.

Cuando todo parece que mejora, sales de la rimaya y parece que la inclinación es menor, tambien hay que tener sumo cuidado. Una caida en esta gigantesca pala, supone un minuto de tobogán, hasta que te encuentres con cualquier placa de caliza en la nieve que te pare de improviso, o que te haga un descosido en el acto.

No se me olvidará un traspies de la mujer de un compañero. Bajó una veintena de metros como en un acuapark. Su cara era de pánico y angustia extrema. Todos ya nos temiamos lo peor. Hasta que de la nada surgió Paco Berán, y consiguió pararla clavando piolet.

Sumo cuidado con el Corredor del Marques. Aun en condiciones estivales.

Transcantábrica. El viejo reto.

5 comentarios

Hace ya varios años que me está rondando por la cabeza un viejo anhelo. Atravesar la Cordillera Cantábrica de punta a punta. A ser posible por toda su parte cimera. Por lo más alto.
Empezando desde las Fuentes Carrionas palentinas, hasta el Miravalles. Último pico importante ya en los Ancares.
Dificultades además de las propias físicas?...pués sacar tiempo para ello.
A mi me salen 18 etapas. Dejando un par de días para posibles contratiempos..entorno a los 20 días. Sería mi Camino de Santiago particular.
Aunque algún buen amigo como Eduardo,Chema o mi hermanín Alberto podría unirse.
No me importaría realizarla solo. Esa especie de viaje iniciático interior.
Está programada algo salvajemente. Pues vivaquearia en donde me pillara.

Pero hace poco tambien toma forma otro proyecto. Una especie de variante. La misma travesía, pero por cordales paralelos leoneses: Orpiñas,Riaño,Mampodres,Ancino,Bodón,Pedroso,Cordal de las Merinas,Omaña,Catoute...
Eso si,esta variante está programada para todos los días comer y dormir caliente y con lujo.

De todos modos la Transcantábrica la he programado así:

-Cardaño de Arriba-Peña Prieta-Llánaves de la Reina
-Llánaves-Coriscao-Puerto Pandetrave
-Pto Pandetrave-Gildar-Gabanceda-Puerto Pontón
-Puerto Pontón-Pozúa-Polvoredo
-Polvoredo-Peña Ten-Puerto Tarna
-Puerto Tarna-Remelende-Rapaina-Puerto San Isidro
-Pto San Isidro-Toneo-Puerto Vegarada
-Pto Vegarada-La Fitona-Puerto Piedrafita
-Pto Piedrafita-Estorbín-Puerto Pajares
-Pto Pajares-Negrón-Caldas de Luna
-Caldas de Luna-Peña Ubiña-Torrebarrio
-Torrestio-Peña Orniz-Puerto Somiedo
-Pto Somiedo-Cornón-Puerto Leitariegos
-Pto Leitariegos-Cueto Arbas-Puerto Cerredo
-Pto Cerredo-Susañe-Puerto Valdeprado
-Pto Valdeprado-Alcornón de Busmori-Puerto el Trayecto
-Pto Trayecto-Teso Mular-Villares de Arriba
-Villares-Miravalles-Puerto Ancares

Veigas. Tradición de piedra y teito.

3 comentarios

Muchas veces las prisas impiden saborear las pequeñas cosas en su justa medida.
Hoy en día, tendemos a buscar el deleite rápido, en el momento, y cuanta menos
complicación mejor.
Yo hace tiempo que decidí huir de esta forma de ver las cosas.
Hay personas que ven un árbol. Se paran, sacan la cámara, hacen una foto y se van.
Yo prefiero pararme, rodearlo, admirar su porte, sentarme y seguir deleitandome.
Puede parecer una pedanteria, pero realmente yo pienso así.

Es lo que pasa con la aldea de Veigas en Somiedo. A los pies del magnífico Hayedo de Tiblos.
Las oficinas de turismo mandan a los visitantes allí para que admiren el conjunto de Cabanas de Teito conservadas en perfecto estado. Tradición conservada excelentemente.
El turista baja del coche. Sube la cuesta y solo ve cuatro construcciones pintorescas. Foto de rigor y adios muy buenas.
Ni siquiera se molestan en admirar el estilo antiquísimo de construcción, la textura y forma de la piedra, su colocación, el entrelazado del teito en las cumales, el colorido de los musgos....el ambiente que se respira...
Ni siquiera se molestan en pedir las llaves y verlas por dentro. Su rústico y real mobiliario. Las Trévedes, las pregáncias...preguntar por el estilo de vida vaqueiro de aquellos montañeses.
Ni sentido, ni sensibilidad

En mi opinión se ha perdido la capacidad de sorprenderse. Damos por normal todo lo que vemos.
Con lo bonito que es llegar a un sitio que no conoces y dejar que la persona que si lo conoce, te explique, te cuente lo que ves. Y escuchar. Esa es la base para aprender y admirar otros lugares que tenemos prácticamente al lado.


Bueno, que despues de todo este rollo filosófico.
Hay que buscar desesperadamente la belleza.
Por muy pequeñina que esta sea.


Foto esférica. Alucinante.

0 comentarios

Este enlace pertenece a una fotografía panorámica de 360% por 360%.
Os aseguro que no habeis visto algo parecido.
La foto se hizo en el Balcón de Pineta esta misma semana, y pertenece a un rescate.
Se navega por ella con el cursor del ratón. Hacia izquierda derecha, arriba o abajo.
Tambien se puede alejar o acercar.
Por otro lado la nitidez es espectacular.
Solo verla da vértigo.

http://www.abaco-digital.es/ignacio/helico/helico.html


A disfrutar.

Atlas de las aves reproductoras de León. Un escritor en la familia.

1 comentarios

Alberto, mi hermanín, ya puede decir que se ha
realizado en la vida.
Aquello de plantar un árbol, tener un hijo y
escribir un libro, él ya lo ha cumplido de largo.
Javier García Fernández, Xabier Vázquez Pumariño, además de él mismo, L. Alberto Ramos Franco,
son los autores del libro:
Atlas de las aves reproductoras de León.
Un trabajo fruto de las actividades del Grupo de
Anillamiento Ibérico (G.I.A), en colaboración

con la Diputación de León.
Han sido muchos años de trabajo de campo por toda la provincia
de León. De mucho tarea de observación y censo de la práctica totalidad de aves que podemos observar en nuestra provincia.
Muchos han sido los colaboradores tambien que han aportado su granito de arena.
Un territorio tan inmenso como es León, requiere una titánica e ingente recopilación de datos y resultados.
Personalmente doy fé de ello.
He visto a Alberto emplear horas y horas de su tiempo
libre equipo al hombro patear campo, páramo y montaña.
Dividieron la provincia en cuadrículas de 10 km por 10, lo
cual da idea de lo que puede suponer lo ya reflejado en el libro.
Hace unos días se presentó oficialmente el trabajo, en compañia
de representantes del gobierno de la Diputación de León.
Presentación a todo trapo. Ya que la prensa escrita se ha hecho eco
en varios periodicos. Radios, entrevistas en diversas televisiones. Vamos tremendo.
Constatación de que Alberto, el mundillo audiovisual le sienta bien. Je je. Se me hace raro verlo en los platos con tanto desparpajo. Siempre ha sido un crack.
Enhorabuena!!

La Montaña de Serbal en Google Maps