La Cirbanal desde Caldas de Luna.

3 comentarios

 Yo le tengo mucho cariño a esta parte de la Montaña leonesa. Una serie de alturas por encima de los
dosmil metros. Un cordal calizo tan cerca de León como de Gijón.
Está escondido. Y eso que a escasos kmts pasa la Autopista del Güerna (puñetera mania de llamarlo
Huerna).

 Alguna vez nos habremos fijado en el pueblo de Caldas de Luna al salir por la parte leonesa
del Túnel del Negrón. Pues encima de esos resaltes calizos que forman las Hoces del Pincuejo,
se haya un largo cordal calizo...La Cirbanal..La Silla..Prado Buey...
Y el valle y Brañas de Lavén...Collada Cacabillos...Cruz de Ciego..y detrás Pinos..

 No es la primera vez que hacía estas montañas. Y la verdad es que me gustó volver a divisar
el Macizo de las Ubiñas desde allí. Casi las puedes tocar.
Toda esta zona en invierno da mucho juego. Desde Travesía hasta Raquetas.

El circuito desde Caldas de Luna es de unos 16 kmts y unos 1.200 mts de desnivel. Suficiente luego
para bañarse en las pozas del Pincuejo y luego calzarse las chanclas y tomarse unas sidras en el balneario.
Es verano...sol..montaña..amigos..es lo que toca.

En una noche como hoy.

2 comentarios

En una noche como hoy. La Nueche de San Xuan. La noche del agua. La noche más corta del año. Recuerda a quién ya no está contigo. A los que quieres y jamás volverán, a los que quieres y no puedes estar con ellos, a los que quieres y estan lejos, a los que quisistes y se fueron, a los que quieres y vendrán.
Busca el ritual, busca las tradiciones de tu tierra..busca el momento mágico..ese en el que los pájaros de la noche dejan de cantar..y los pájaros del día aún no se han despertado. Ese momento mágico y silencioso en el que no es de noche ni de día..la hora en que todo puede ocurrir.

Los dos artesanos de Nerín

1 comentarios

El paisano hace años que está jubilado. Cuando creía que pasaria su vejez con más pena que gloria entre el hastío del pueblo medio abandonado, surgió la panacea...el turismo.
Sería completamente feliz...sino fuera por que enfrente de él su vecino de toda la vida y jubilado tambien..tuvo la misma idea. Desde entonces, compiten por vender cucharones, amuletos, y toda clase de artilugios de madera de Boj.
La aparente codialidad entre ellos se fue volviendo palpable tensión.
Como en un western, los dos se baten en duelo cuando cualquier turista se adentra en las empedradas y coquetas calles de Nerín (Huesca).
Los dos más o menos salen indemnes de cada duelo...
Aunque uno de ellos...siempre sabe que su contrincante es infinitamente mejor.

Montañeros...??

4 comentarios


No entiendo muy bien el montañismo en "todas" sus facetas, a no ser que sea en un acto de humildad y respeto. Quizás sea por que crecí con la suerte de hacerlo en un grupo de montaña a la vieja usanza.
Di mis primeros pasos con gente que me doblaba o triplicaba la edad. Viejos y viejas montañeras que me trataron con cariño y sabiduria. Gente que entiende la montaña bajo un prisma casi esotérico.
Respeto por un medio que te puede hacer desaparecer de un plumazo y en un segundo. Un medio bello..
pero en el que estamos de visita...de prestado..
Me enseñaron a entrar en la montaña de puntillas..en reverencia. A saber discernir entre lo importante y lo superfluo. A saber retirarme a tiempo..a tantas cosas.

Y luego asistimos al espectáculo dado por la  "élite del ochomilismo español". Juanito Oiarzabal y Edurne Pasabán. Luchas de egos, de gente que vive el montañismo como si fuera una pasarela.
Uno endiosado y ególatra, loco por ver su nombre aunque sea en un reality show basura.. la otra que ha enfocado su carrera por ser la primera mujer en subir los 14 ochomiles a costa de poner detectives a sus rivales y de denunciar irregularidades con tal de ver su nombre en el libro guiness de los récords. No les importa ser la verguenza del montañismo español en todos los campos base. Pelearse,insultarse,amenazarse....

Yo no entiendo así la montaña.

Ordesa

1 comentarios

 Después del tiempo "colesterol" en Berlín, de carnaza y cervezona como si fuera a acabarse el mundo. Y por mucho que nos moviéramos en bici para intentar equilibrar tanto remordimiento viciosón, había que volver a calzarse unas botas. Así que hicimos un paréntesis de nuevo en el trabajo y nos escapamos a
Pirineos unos días.
Hacía tiempo que Alberto, mi hermanín, y el que suscribe teniamos ganas de conocer Ordesa.
Así que montamos base de operaciones en Sarvisé al lado de Broto.
Es una buena xatada de kmts. Alberto y Linda desde León, y Mireia y este paisanín desde Barcelona.

 Mis planes montañeros eran bastante "atrevidos"..aunque los de mi hermano eran una mezcla de montaña "moderada", observación faunística..paisajística,fotográfica...y de profunda paz interior..
Al final el plán que triunfó fue el segundo...y no nos equivocamos.
De animalinos tuvimos la suerte de alcanzar el objetivo principal de localizar el Quebrantahuesos en los
alrededores del Cañón de Añisclo. Además de Sarrios,marmotas,corzos y una infinidad de pajarines, flores
y plantinas variadas. Estuvo pero que muy bien el contacto con la gente de los pueblines, y conocer el
Refugio de Góriz..enteramente para nosotros cuatro. Hosties...si que se lo montan bien en los refugios
aragoneses. La cena mejor que en un banquete de boda.

Me había quedado en la cabeza con los consejos de Aventura 40 e intentamos patear alguna de las fajas
de las dos vertientes de Ordesa..La de las Flores..sin embargo la Faja de Pelay la mantenían cerrada por estar devastada de los aludes invernales. Esta mentalidad es impensable en Picos de Europa o Cordilera.
En Ordesa dicen que no se pasa..y no se pasa. Por cierto..Ordesa es el reino del agua y los cañones.
Pues eso..que nos fuimos de allí con las sensaciones a flor de piel y las pilas recargadas.
Para finalizar, al volver con Mireia a Barcelona cumplí otro viejo sueño de conocer la comarca del Somontano. Estos tios no me extraña que hagan el vino que hacen. Los pueblos son muy hermosos.
Me gusta Huesca, Me gusta Aragón.

La Montaña de Serbal en Google Maps