La importancia de unas pilas

Ahí estamos..los hermanísimos del H.A.M.P.A.
Alberto y este humilde servidor. La misma jugada que unas semanas antes en el Vizcodillo.
Sin ver un cagarro con frio y ventisca, solo que en la cumbre del Celleros.
Con una ligera diferencia. Equipados de tecnologia punta....con GPS y la vaina...pero sin pilas.

Cosas tan nimias, pueden marcarte que te metas en un serio aprieto. Pero somos de la
opinión que estas cosas en el fondo vienen hasta bien.
Volver a orientarse a la vieja usanza, sacar la brújula y el mapa...
Y discutir agradablemente en medio de un ambiente tan caluroso.
Escenas montañeras.

2 comentarios:

L.A.R. dijo...

Caluroso, lo que se dice caluroso no era, solo hay que ver el "pegotón" de hielo del vértice geodésico.
Que pena de día nublado.

Ricardo Chao Prieto dijo...

Malditas pilas.

Publicar un comentario

La Montaña de Serbal en Google Maps