Sierra de Orpiñas


Vaya por delante que las fotos son de Alberto y una de Chema. Mañana pondré alguna
mia en la que sale mi hermanín. Por que en este reportaje solo salgo yo.
Son fotos de la salida del sábado pasado.
Nos cascamos la Sierra de Orpiñas al completo. Desde el Puerto san Glorio
hasta Portilla de la Reina.

Fue un día disfrutón, salvo por que esperábamos mucha más nieve. Pero en una puñetera semana se ha ido la mitad de la nieve. Una pena, pero en nada fue excusa para espatarrar de placer por esta salvaje sierra en la que durante muchos kmts no vimos ni una senda, ni un camino, ni una mísera trocha ganadera. Todo a palpu y como siempre cumpliendo una vez más el Plan A.

Así pues nos dedicamos a admirar las vertiginosas caidas de la parte norte de la sierra y a hablar por los codos como cada vez que me junto con mi hermanín. Desde nuestras cosas personales, pasando por el estado de la justicia en este pais y acabando como no en las últimas hazañas de Eva mi preciosa ahijada.

Manda narices comentar que veiamos a ámbos lados de la sierra como el tiempo estaba hecho una porqueria por Fuentes Carrionas y por Picos de Europa, sin embargo la única franja de buen tiempo se abria solo en nuestra sierra. Una vez más fuimos los elegidos.
Esta vez no se reunió el HAMPA al completo, solo pudimos ir Alberto y yo. Por otra parte los "hermanines".

Finalizamos como no podía ser de otra forma poniendonos ciegos en Riaño, en el
Mentidero. Ave Maria que tortilla hace esa paisana. El bocata era del mismo tamaño
de un obus moscovita....No se que huevos le pone (redundancia), pero aquello
en la cimera del cordal sabia como si hubieramos estado una semana sin trincar
comida alguna. No deberia decir el nombre del sitio, pero hosties...a fuerza de
salir a la montaña, nos estamos haciendo con un listado de sitios para papear que
me está asustando.

1 comentario:

L.A.R. dijo...

Antes de subir al boquerón de Bobias había un grupo de montañeros haciendo un cursillo de técnicas alpinas.
Más concretamente estaban practicando la conocida técnica de "autodetención con piolet" en una ladera helada.
Al bajar de la Peña del Rey nosotros pusimos en práctica una innovadora técnica alpina que bautizamos como "autodetención con piorno" también conocida como "agárrate a ese piorno como una garrapata y ni se te ocurra soltarte".
Moraleja: En la montaña no hay que despistarse ni un segundo.

Publicar un comentario

La Montaña de Serbal en Google Maps