Weak

Así se siente uno. Débil en presencia de la belleza.
Aquí estoy en la foto "abobao" mirando la luz que penetraba desde la entrada
de la cueva y se filtraba a traves de las caprichosas formaciones de hielo.
Consciente de que una vez más la belleza es efímera. Muy efímera.
Por eso tener el privilegio de asistir a ella antes de que se desvanezca fue
algo muy gratificante. El egoista placer del "profanador".
Bueno, sea como fuere el daño de entrar allí abajo ya está hecho.
Me queda el consuelo de saber que solo nuestros crampones tocaron aquello.
La foto es de Patri, no se me enfade por habersela mangao de su galeria.

3 comentarios:

Montañas de Gordón dijo...

Serbaaaallll.... mamón... a ver cuando nos llevas por ese sitio tan maravilloso... aunque quieras que siga "virgen". Tranquilo que no intentaríamos la técnica de frenada por ahí... ja, ja, ja...

Anónimo dijo...

gggggggggrrrrrr tas pa dai gallu!!!"!

Florindo Silva dijo...

BELA FOTO...PARABÉNS PELO BLOGUE.

Publicar un comentario

La Montaña de Serbal en Google Maps