Meninhos do Porto Nariño

Hoy de nuevo me he acordado del Amazonas.
A veces me vienen ráfagas de aquel viaje. "Tio Matt el viajero" el de los Fragell,
como dice mi primo.
Porto Nariño es una población bellísima, fronteriza y varada en un caño del
Amazonas, rodeada de selva y sin una sola carretera.
Down de water line
Con una población deprimida a causa de diversos factores, y un alto índice de natalidad.
Los niños hacen su vida en el agua, insconcientes de el negro futuro que les espera.
Abocados antes de llegar la mayoria de edad al alcoholismo y al narcotráfico, como
nos explicaba Juancho nuestro guía.
Mientras tanto sonrien felices y en un estado de pureza asombrosa.
Aquellas sonrisas nos dejaban maravillados.
Alguna vez colgaré una foto de Dario, el guaje más despierto y encantador
que uno pueda imaginar.
Llevaba una vida extrapolable a la del protagonista de Las aventuras de
Tom Sawyer de Mark Twain.
Viajes tan salvajes e intensos como los que se pueden realizar a estos escenarios,
tienen sus pros y sus contras. Una satisfacción y unas vivencias únicas que le
quedan a uno grabados para siempre, pero en un medio hostil que puede llegar
a ser muy peligroso.


3 comentarios:

Mª Angeles dijo...

Muy buen documento el que nos ofreces.
Lo que para ellos es una vida normal, a nosotros nos cuesta asimilar la vida de esos niños tirados en la calle desde tan pequeños.
Saludos.

Alberto dijo...

En estos lugares el hombre verdaderamente "forma parte de la naturaleza". Esto puede legar a impresionarnos, sin embargo esa es la realidad. Somos nosotros los que vivimos en "matrix"...

Mariluz dijo...

Qué maravilla de fotos, sobre todo la de los niños en el árbol. Todas estas fotos de culturas tan diferentes a la nuestra siempre llaman mucho la atención. No me extraña que te venga morriña de ese viaje, tuvo que ser para no olvidarlo.
Saludos!

Publicar un comentario

La Montaña de Serbal en Google Maps