Congelado

En la actividad del sábado pasado

por el entorno de Somiedo, de la que
dimos cumplida cuenta antesdeayer.
Se produjo un hecho realmente curioso.
No por las fechas que son, ya que
Febrero es un mes de invierno puro
y duro.
Si no por que con la tónica que llevamos
este año de calores y nada de nieve, la
imagen es inusual.
La intención era allegarnos al lago de las
fotos.
El entorno es idílico, y la cubeta en la que
se asienta domina casi todo el Valle del
Pigüeña.
Al llegar a su altura nos encontramos con
una agradable sorpresa.
Estaba completamente congelado.
Como se dijo el Lunes, en estas caras norte
somedanas el invierno si que parece que está siendo normal.
El lago en cuestión está a unos 1.600 m. de altitud.


El día era realmente glorioso. Una bonita luz al atardecer, un agradable calorcillo,
y aquella maravilla glaciar para nosotros solos.
No me pude resistir a la sensación de pisar aquella maravilla.
Al principio algo temeroso. Algun crujido que hacia el momento más bonito aún.
Estar allí en medio es una sensación única. Momentos impagables que se recordaran
mucho tiempo.
Como ya comenté, lo del sábado fue uno de mis mejores días en la montaña.

1 comentario:

david dijo...

Joer macho, que envidia y que recuerdos. Ha sido ver esas fotos y retrotraerme a hace aproximadamente un año cuando andaba yo haciendo el canelo por la Patagonia.A ver cuando me lleves a alguna de eses, pero eso si, en plan pisapraos, que yo ya toy pa sopines.

Publicar un comentario

La Montaña de Serbal en Google Maps