Parques Eólicos

No se muy bien que opinar sobre los Parques Eólicos.
Estéticamente es evidente que son un atentado contra la armonía de lo natural.
Siempre me han maravillados los cielos recortándose contra las cumbreras.
Así que ver las interminables filas de aerogeneradores me produce pavor.
Ahora bien, prefiero estos parques eólicos a una línea de Alta tensión, o incluso a los desmontes,estaciones invernales o a una mera pista.
Dicen que es una forma de energía límpia y no contaminante.
Aunque los destrozos que se causan en su construcción se mantienen siempre en
forma de los ya comentados desmontes,pistas,accesos..
En los últimos diez años, el occidente asturiano se ha masificado la construcción
de estos parques. De unos 30 se está pasando a cerca de 70.
Es sostenible esto?. No hay una regulación al efecto?.
En fin. Este de la foto está en la Sierra de Bexega.
Entre Salas, Belmonte de Miranda y Tineo.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Es lamentable como lo están poniendo todo.
Ta bien un poco pero ahora ya se pasan.
Saludos y enhorabuena por el blog.
Dani(Pravia).

carlosdepazramos dijo...

Hola Dani. Espero que te dejes caer en algunas de las salidas por Somiedo.Despues de la pateada de la Transomedana no te he visto más. Si puedes dame tu correo y tu página. La vincularé en este blog.
Saludos.

Alberto dijo...

La historia de la energía eólica es la del productivismo camuflado de ecologismo.
Hoy en día la energía eólica es un gran negocio, que no nos engañen.
En zonas de montaña, con un alto valor paisajístico, estas aberraciones deberían simplemente estar prohibidas.

Rober dijo...

Me gustaría aportar un punto de vista "distinto".

Estamos ante una oportunidad de oro para nuestro país ya que somos una potencia a nivel mundial en cuanto a energía eólica se refiere. Y en lo que se refiere a Asturias también. Mo me estoy refiriendo a la potencia instalada o a la que queda por instalar, que también, sino a la energía eólica como sector económico (como negocio, bien dice Alberto). Desde el grupo asturiano DANIEL ALONSO que fabrica y monta los molinos hasta otras empresas como GAMESA, por ejemplo. El desarrollo de esta energía (y en general de las renovables) generará un cantidad de puestos de trabajo y de riqueza económica impresionante, a la vez que contribuirá a combatir el cambio climático.

Una vez dicho esto, por supuesto que hay que dejar bien claro que resultará imprescindible reforzar una normativa absolutamente estricta en cuanto a la instalación. Los informes de impacto ambiental deben de ser esquisitos, por así decirlo. De esta forma armonizaremos dos intereses que muchas veces parecen contrapuestos pero no lo son necesariamente, la ecología y el crecimiento económico.

Alberto dijo...

Lo siento Rober, pero eso de crear puestos de trabajo, desarrollarnos y además ayudar al medio ambiente, parecen los "Mundos de Yupi", suena muy bien pero no es realista.

Todo el que sepa algo de electricidad sabe que el mantenimiento de nuestras redes eléctricas depende de "fuentes de electricidad uniformes", algo que no pueden aportar ni la energía eólica ni la fotovoltaica.

Por ese motivo, a pesar de que lo están llenando todo de aerogeneradores no se ve que cierren ni una sola central térmica.

Lamentablemente la única forma realista de parar el deterioro del planeta pasa por desacelerar el crecimiento económico.
No es lo mismo el "desarrollo sostenible" que el "vamos a desarrollarnos y a decir a todo el mundo que es sostenible"
Y como dicen en mi pueblo "si cuela, cuela".

Ya está más que demostrado que los problemas del medio ambiente son problemas mundiales no de una nación ni de una autonomía.

Algunos diréis, "...oiga que mi lavavajillas es de "clase A" y no gasta nada, y mi coche diesel y gasta como un mechero..."

...Ya, el problema es que en el mundo hay mucha gente y dentro de 5 ó 10 años el desarrollo de nuestra civilización continuará y los casi 1.500 millones de habitantes de la República Popular China van a reclamar su derecho a tener cada uno su coche diesel y su lavavajillas de "clase A" y a ver si alimentamos esas redes eléctricas con "molinillos" de viento...

En la actualidad los mayores pensadores y padres del ecologísmo como por ejemplo James Lovelock
han llegado a la triste conclusión de que para mantener el consumo energético de nuestra civilización actual las energías renovables no sirven. (a no ser que todos renunciemos a nuestros aparatitos y volvamos a vivir como hace 20 años)
Y están llegando a plantearse incluso la necesidad de volver a la energía atómica porque, paradógicamente, se trata de una de las más respetuosas con el calentamiento global...

Si no conocéis las teorías de Lovelock os recomiendo leer un interesante artículo:
Pinchando aquí

Un saludo paisanos.

Publicar un comentario

La Montaña de Serbal en Google Maps