A Peña Ubiña- Espolón Este.

De aquella ni siquiera me atraía la fotografía. Solo tenía una de aquellas viejas máquinas
de carrete. Cada vez que hacias una foto, tenias que girar la ruedecilla. De ahí la pésima
calidad de las fotos que ilustran el reportaje.
Peña Ubiña es quizás mi montaña preferida. Quizás está entre mis tres preferidas al menos.
Inmensa como pocas y visible desde todos los sitios. Es algo telúrico.
Desde pequeño siempre me atrajo. Creo que una de las razones por las cuales me tomé
en serio esto de la montaña, fue para poderla subir y recorrer.
Es como esa chica que cuanto más la ves y más la conoces, más te gusta. Y aunque
vivas separado de ella, siempre quieres volver una y otra vez a verla.
Pues así es mi idilio con esta montaña. Periódicamente tengo que volver a subirla
una y otra vez.

Yo la aconsejaria en invernal, si se está preparado, no defrauda nunca.
Estas fotos ya tienen bastantes años.
Salimos del Puerto de la Cubilla hacia Casa Mieres, y de ahí al Alto Terreros.
Íbamos unos cuantos con la intención de subirla por su espectacular Espolón Este.
La idea era de Fede (sale en la última foto). Gran montañero de mi club (La Peñuca).
Para ello tendriamos que empezar dicho espolón desde el Alto Terreros.
Irlo buscando desde el Sendero de las Merinas. Trocha que atraviesa todo el macizo.

El espolón en si, no es dificil. En ningún momento hay pasos que excedan del IIIº.
Aún así aquel día vimos una pareja asegurandose en algun paso.
En mi opinión, el espolón subiendose en verano es innecesaria la cuerda.
La vía está jitada, y te deposita directamente en la cumbre.
Aquel día bajamos por el itinerario normal hacia el Collado Ronzón.
Sin embargo Fede y yo decidimos subir tambien a la Ubiña Pequeña.
Aunque esta vez cometimos el error de subirla por el lado leones. Nos equivocamos
y nos metimos en esas vetas rosadas que se ven desde Torrebarrio.
Las vetas no son más que esa horrible mezcla de griotte en descomposición.
Lo cual unido a la fuerte inclinación y a lo cansados que ya íbamos, hacia que
subiéramos un paso y descendieramos dos.
Aún así disfrutamos de la cumbre un buen rato. Luego bajamos a Torrebarrio.
Uno de esos días que disfrutas enormemente.
Ya va tocando subir de nuevo.


Foto 1: Desde la cumbre de Peña Ubiña hacia Castillines, Siete y Los Fontanes.

Foto 2: Desde Ubiña la Grande, Ubiña la Pequeña y sus excelentes pastos de altura.

Foto 3: Casi idéntica a la anterior

Foto 4: Fede en Ubiña la Pequeña con la grande detras.

1 comentario:

Alberto dijo...

Nunca he subido Ubiña, pero espero que de este verano no pase... a ver si podemos quedar, antes o después de la "aventura alpina".
Las fotos, como siempre, perfectas.
Tu colección de fotos de la Cordillera es única.

Saludos paisano.

Publicar un comentario

La Montaña de Serbal en Google Maps