Velocidades lentas en la fotografía


Despues de unos días con problemillas técnicos, retomamos con un tema de Fotografía.
La velocidad lenta en la naturaleza la podemos usar básicamente en cielos nocturnos, con viento, niebla, en la vegetación, el fuego y sobre todo con el agua.
Aunque la foto que ilustra este tema poco tiene que ver con la naturaleza, el efecto que
produce disparar a velocidades un tanto lentas es realmente muy atractivo.
Generalmente en ríos, arroyos,lagos y cascadas, el efecto algodonoso produce cierto aire irreal.
Otro día hablaremos de la técnica de disparo.
De los diferentes promedios de exposición, y de la necesidad inexcusable de un buen trípode.
Aunque hoy en día los altos valores ISO, nos pueden sacar de más de un apuro en sitios con una luz escasa como el interior de un bosque.

3 comentarios:

Alberto dijo...

Hola Carlos, que fotografía tan espectacular esta tuya, estoy deseando ver un tragafuegos para hacer experimentos de este tipo, tal vez en las fiestas de San Xuan en León.
Me sumo a tu propuesta de fotografias y disparo lento en mi blog
Fotografía de locomotora

Un saludo paisanu

Alberto dijo...

El tema del movimiento plasmado en la fotografía me interesa mucho y lo he experimentado en múltiples ocasiones. Aquí te dejo otro enlace. En ésta además de moverse el "objeto fotografiado" también se mueve la cámara.

Escaleras mecánicas

Un abrazo

Daniel Álvarez Díaz dijo...

Muy interesante este tema Carlos y la foto que has puesto es preciosa.

Publicar un comentario

La Montaña de Serbal en Google Maps