El placer de lo efímero

Todo lo que en esta vida brilla el doble, dura la mitad de tiempo.
Hasta que desaparece.
En la naturaleza tenemos el mejor ejemplo.
A veces cuando consigo desembarazarme del vértigo de la alta montaña por
un leve tiempo, me dejo llevar a lo verde...(no..no me refiero a la cerveza Heineken).

Allí todo es efímero, fugaz y bello.
Entonces doy prioridad a la Nikon, y no al trotar para no perder a los compañeros
que van por delante. Me paro, me tranquilizo y analizo como lo que quiero
fotografiar podria quedar medianamente regular, cuando siempre queda hecho
un desastre. De mal..a menos mal.
Hay una artista en esto que sabe de lo que hablo.

Me alucinan los pequeños detalles. Desde una hoja a punto de caer, pasando por un
reflejo en la nieve, hasta como en el caso de esta foto, una gota de lluvia a punto
de desaparecer.
Cuando sea vieyín y no tenga fuerzas para brincar de peña en peña, haré fotos
cojonudas. Prometido.
Salud y Anarquía (día a día)

4 comentarios:

Mariluz dijo...

Cuando seas vieyín te temblará el pulso y te saldrán las fotos movidas, así que aprovecha ahora para hacer esas fotos cojonudas :)
Esta no está nada mal, ¿ves como cuando te calmas te salen las fotos bien? Muy buena nitidez en la gota de agua (un poco más, y sales reflejado), perfecta saturación de los colores, buen desenfoque del fondo, pero...el motivo principal no debería estar centrado, ¿es que ese día no fuiste a clase? ainsss...
El día que juntemos los sitios esos a los que vas a llevarme con las clases que te voy a dar, el planeta alucinará con nuestras fotos. Prometiu.

Mª Angeles y Jose dijo...

Pero si encima estas hecho un artista!!!
Jajajaja no dejes para mañana lo que puedas hacer hoy.
Saludos.

jgbarber dijo...

La foto es muy hermosa y el título una verdadera declaración de intenciones que suscribo totalmente. Anda que no se disfruta con pequeñas cosas llenas de sentido y sentimiento. Saludos,

Pocholo dijo...

Muy guapa la foto

Publicar un comentario

La Montaña de Serbal en Google Maps