Mierda´l Chobu

Así la llama Lolo Queipo. Si os acordais era aquel paisanu De Villar de Vildas con
el que subimos al Chandurrio.
Pocos montañeros se fijan en los rastros que se encuentran por el suelo en sus
caminatas. Yo me suelo fijar bastante. En rastros.
Sobre todo en época de la cuerna. Si no, no encuentras ni una.
En huellas, en restos de animales devorados, en rozes en los árboles, en defecaciones...
No soy un experto, en eso se lleva la palma Alberto. Un hacha para estas cosas.
Victorín y Freije tambien dominan estos temas.
Sin embargo, empiezas a controlar si te fijas. La fauna suele marcar sus territorios
en altos o promontorios, en colladas o pasos de valle a valle...aprendes a base de
fijarte.
La mayoria de los montañeros solo necesitan roca y altura. Yo sin embargo estas
cosinas me prestan un huevo.
Esta de la foto es de lobo.
Pero cuando como alguna vez nos hemos encontrado una mierda mazacote recién
puesta por el Oso, aún humeante..os aseguro que se le pone a uno los pelos del cogotillo
como si tuviera un banco de jurelillos en celo.
Sobre todo cuando estas en la pica de un hayedo y sin un ruido.

Dioos..que momento National Geographic me he soltado.
Pero de todo hay que hablar.

2 comentarios:

Alberto dijo...

El "post" de hoy ha sido una mierda... :-)

Saludos

Mª Angeles y Jose dijo...

Que curioso y que bonito, saber leer las pistas que nos deja la naturaleza.
un post genial.
saludos.

Publicar un comentario

La Montaña de Serbal en Google Maps