Peña Ten

Peña Ten (2.142 m.). La montaña interminable.
Tres veces la he subido.
Las tres casi he reventado.
Las tres desde La Uña. Precioso y bucólico pueblo leones.
No pueden ser más afortunados en esta aldea.
A un lado Ten.Y al otro los Mampodres.
La primera vez que la subí no la conocía.
Creí que no se acabába nunca. Era prácticamente un chavalin.


La segunda fue en pleno Junio. No recuerdo un día más colorido y hermoso.
Genistas,enebros..todo era una explosión de sensaciones y olores.
Sin embargo la bajada la teniamos programada hacia Ventaniella.
Al llegar a las Arredondas tenía una rodilla hecha fosfatina.
El resultado fueron dos meses sin monte.
Sobrecarga lateral..no se que más..
El camino que sale desde La Uña, casi pasa al lado de la fuente primigénia del Esla.
El río que dió nombre a un pueblo.
El antiguo "Astura". El que hermanó desde tiempos inmemoriales a los actuales Leoneses y Asturianos.
Resulta curioso que en menos de 2 km. en línea recta tengan los nacimientos los dos ríos más importantes de Asturias y León.
El Esla..y el Nalón.


La tercera vez que subí Ten, fue con mi tocayo Carlinos y con mis grandes amigos Jose María y Eduardo. Que tíos!!.
En aquel día la nevada era de impresión. A cada paso nos hundíamos hasta los muslos.
Y encima sin raquetas.
En aquel entonces casi ni se conocian.
Aquel cresto y aquella interminable llombera, casi acaban con nuestra paciencia.
Dioos!!.Y que frio pasamos en la arista cimera.


Sin embargo. Pocas montañas tienen tanta personalidad.
Dura,grande,poderosa..
Su cumbre nunca defrauda.
Hacia un lado su hermana pequeña Peña Pileñes, y al fondo los majestuosos Picos de Europa.
Hacia el otro lado los Mampodres y la Montaña de Riaño.
Más allá el Espigüete..llamando con su canto de sirena.
Ten y Pileñes. Una caliza, la otra más negra. Han dado pié a uno de los dichos más conocidos por estos pagos.
"...Ten y Pileñes..
..vaya par de peñes..
Ten pa les cabres..
pa les oveyes Pileñes.."

3 comentarios:

Alberto dijo...

Peña Ten tiene una cresta impresionante, da miedo sólo mirarla.
Saludos paisanu.

Frondoso dijo...

Hola Serbal: excelentes fotos las que veo en tu blog. De Peña Ten todo lo que se diga es poco.Es de esas cimas que desde que las ves ya quieres subirte a ella. Después de mucho tiempo planeando ascenderla por fin la subí un día de Junio con helada de mañana y calor al mediodía.Fui muy temprano desde La Uña por Ventaniella, Las Castellanas Bajera y Cimera y la Collada del Cardal o de Las Arriondas. Al llegar arriba y estando descansando al sol de repente oigo pasos.Me levanto y veo a un paisanín con una vara de avellano que llega a la cumbre. Nos saludamos y le pregunto la edad pues me pareció bastante mayor. 78 años voy a cumplir me dijo. Yo alucinando le felicité por seguir en tan buena forma a lo que me contestó: "llevo desde los 16 haciendo monte; tú sigue haciendo montaña regularmente y verás como llegas a mi edad subiendo" Desde luego le dije que donde había que firmar para que fuera así. Una auténtica inyección de moral para mi espíritu montañero. Le firmé las tarjetas de cumbre pues pertenecía a un club de montaña asturiano, no recuerdo el nombre (Ensidesa quizás?) Me dijo que llevaba desde Enero de ese año subidas unas 20 cumbres de más de 2000 y otro porrón de menos de esa altitud. En 6 meses. Vaya campeón estaba hecho el paisanín! Le acompañé hasta el Pico Vegadona (según él era el extremo oriental de Peña Ten) Luego nos despedimos pues el angelito se iba a Peña Pileñes. Qué pasada!!! Es de esos días en los que la afición se hace más fuerte. Yo me bajé por los divertidos pedreros, intenté buscar la fuente de la Vegadona pero no la encontré y continué hasta que llegué a La Uña a las tres de la tarde, sediento pero satisfecho. Tuve una amigable charla con Vicente en su bar y daba gusto oirle hablar de Peña Ten. Sus ojos se iluminaban al contarle lo bonito que me habían parecido Las Castellanas. Me dijo que no había sitio igual en esta sierra y puedo corroborarlo.Siempre seré un forofo del "subyugante lienzo de alta montaña" como alguien describió a la bellísima Peña Ten.

carlosdepazramos dijo...

Hola Amando. Creo recordar que ya oí esa historia tuya hace un tiempo.
De todos modos te entiendo perfectamente.
Gente así cada vez va quedando menos. Y son los que en realidad hay que escuchar. Ellos si tienen algo que decir.
Yo tambien me quedo con la gente anónima. La que no tiene ni quiere afán de protagonismo.

Publicar un comentario

La Montaña de Serbal en Google Maps