Peña Ubiña.

ACTIVIDAD: La Cubilla- Terreros-Espolón Este-Peña Ubiña-Ubiña Pequeña-Torrebarrio

SITUACIÓN: Lena-Santo Emiliano (Asturias-León)

DESNIVEL SUBIDA: 1.300 m.

DESNIVEL BAJADA: 1.500 m.

DISTANCIA: 27 km.

TIEMPO: 6-7 h.

DIFICULTAD: Alta


Peña Ubiña (2.417 m.).
La grande. La Reina de la Cordillera.
Sin duda, si hay una montaña con carácter y con bravura, esa es La Ubiña.
Quitando a los Picos de Europa, no hay un macizo de aspecto tan alpino como esta cadena montañosa.
Quizás solo el Espigüete y el Curavacas poseen ese aspecto tan telúrico y poderoso.
En el caso de Peña Ubiña, su fisonomía se ve agrandada por su situación.
Prácticamente es divisable y está presente desde cualquier lado.
Se divisa desde Palencia hasta Galicia.
Desde Segovia hasta el Mar Cantábrico.
En mi caso, siempre me ha marcado.
Siempre la intento buscar con la mirada desde cualquier otro punto donde me encuentre.
Los pescadores de Cudillero la llaman "La Becerra".
Cuando vuelven de sus largas temporadas de pesca, siempre se guían por ella.
Es lo primero que ven en el horizonte.
Y en línea recta está Cudillero.
En el Páramo leonés, siempre escuché a mi familia hablar de ella.
Que si soplaba el viento desde allí era nieve segura. Que en cuanto los rayos de sol la iluminaban de mañana era hora del Angelus...tantas historias.
Mi abuela Domi sabía poco de montañas, pero si le preguntabas por La Ubiña, rápidamente te la señalaba,y rápidamente te hablaba de ella.
En cuanto a su ascenso en si, lo más fácil es afrontarlo desde Torrebarrio hacia el Collado Ronzón.
Son menos metros que desde el lado asturiano de Tuiza.

Pero existe una tercera opción,que para mi es más atractiva y emocionante.
Desde el Puerto de La Cubilla o Alto Pinos, por Casa Mieres y los Puertos de Riotuerto hasta el Alto Terreros (1.892 m.).
Es algo más largo, pero la belleza de estos feraces pastos hacen que parezca que estes en Irlanda o Escocia.
La última vez fue mi ruta.
Desde el Alto Terreros, y por terreno muy complicado, se enlaza con la Senda de las Merinas.
Espectacular camino que a media ladera serpentea todo el macizo por el lado asturiano.
El objetivo es el Espolón Este.
Es una trepada muy vertical por el filo que separa la vertiente Este con la Norte.
En dicha cara Norte, se encuentran alguna de las vías invernales de escalada más pavorosas de todo el macizo.
Sin duda este espolón no es apto para cardiacos.
Tienes que ir constántemente usando las manos. Superando muretes y zócalos, pero en ningun caso hay pasos más allá del IIIº.
No hace falta cuerda, pero tambien hay que decir que tampoco es aconsejable para todo el mundo.
Sin embargo la arista es preciosa. Directa,límpia y rápida.
Te plantas en la cumbre con asombrosa premura.
Y por fín la cumbre.
Es aconsejable vivaquear una noche de verano en ella.
Es algo que tengo planeado, y que quiero hacer.
Tiene que ser espectacular ver ponerse el sol desde allí, y admirar la bóveda de estrellas límpias y sin contaminar.
La bajada es aconsejable por la ruta clásica.
Es decir, por la línea jitada que paralela a la Arista Sur desciende hasta el Collado Ronzón (1.932 m.).
Nosotros aquel día desde aquí subimos a Ubiña la Pequeña.
Pero esa es otra historia y otra montaña, que describiremos otro día.
Desde Collado Ronzón, solo nos queda iniciar la bajada hasta Torrebarrio.
Como curiosidad, decir que en cierta ocasión Alberto me contó que fue testigo de un "Defender", que subió hasta dicho collado.
Quizás él nos comente algo.
La bajada hacia Torrebarrio, a pesar de parecer corta, se hace tremendamente larga y pesada.
Sin embargo,todo se compensa al entrar en dicho pueblo.
Bucólico,noble..,recio..
El haber pasado toda su vida a los pies de la gran montaña, sin duda ha marcado el caracter y la fisonomía de sus gentes y de sus construcciones.
Gente que sabe de terribles frios, de inmensas nevadas, de temibles tormentas y del duro viento que a veces asola estas tierras.
Imperdonable no perderse en sus calles, y no fotografiar el entorno.
Da mucho juego.
Así pues hemos glosado una de las montañas más bonitas del Norte de la península.
Para mí quizás la que más. Peña Ubiña

3 comentarios:

Alberto dijo...

Efectivamente, aunque parezca increíble allí estaban aquellos paisanos bastante cerca del Ronzón con un "Toterreno"...
A Carlos se le ha olvidado mencionar el conflicto de los pastos de Ubiña.
Gestionados en la actualidad por el ayuntamiento de Mieres tienen un gravísimo problema que amenaza su futuro: el sobrepastoreo.
La cantidad de vacas pastando en los pastizales de Ubiña es muy superior a la admitida por los mismos. Como consecuencia la hierba está muy dañada y es incapaz de sujetar el terreno, por lo que es constante la aparición de "corrimientos" del terreno.
Literalmente los pastos de Ubiña están desapareciendo.

Héroe de Leyenda dijo...

Qué magnífica es Peña Ubiña ! y que pesada ! joder, no se acaba nunca.
Quiero volver a subirla esta primavera y muy temprano si es posible. El día que fuí habia como 20 personas subiendo y bajando... parecía la ruta del cares, y perdío algo de su encanto.
Por cierto, Peña Ubiña está en la montaña occidental Leonesa, no central. Aunque vista desde Asturias si está dentro de la central :)

P.D.: En cuanto al laguillín de Salce... Demasiada niebla, ventisca, nieve y frío ( todavía sigo con catarro ). Al final fuimos de Salce a Abelgas y viciversa. Ya ves. Pa Primavera...

Un saludo

carlosdepazramos dijo...

Pues que pena que tuvieras mal tiempo en la Sierra de la Filera.
Otra vez será.
Pronto colgaré aquí fotos de esa zona y de Peña Correa.
Peña Ubiña no es una grán montaña,..es "la montaña".
Y si.en los últimos años se nota ese sobrepastoreo al que se refiere Alberto.
Héroe de Leyenda.No se si es la Occidental,siempre he creido que era la central.Pero gracias.A partir de ahora lo tendremos en cuenta.

Publicar un comentario

La Montaña de Serbal en Google Maps