Lolo Queipo

Lolo Queipo dice que nació en el monte, debajo un piornal.
Luego me mira y se rie picaramente entre su timidez natural.
Y más tarde aclara que no. Que nació al otro lado del cordal.
en Parada la Vieya concejo serrano de Cangas de Narcea.
Pero de muy piquiñín vivió ya en Villar de Vildas, Somiedo.
"..Soy somedanín..", proclama orgulloso.

Lo conocí por medio de Victor. Me avisó que el sábado nos acompañaria en un
tramo de nuestra actividad.
Debido a que está pendiente de una operación de cadera, se vino a lomos de un macho.
Lolo es ganadero, y tiene sus vacas y xatinos en dos de las brañas con mejores vistas
sobre el somedano Valle de Pigüeña. Braña Vildéu y La Rebollada.
Su caracter es sumamente tímido, su rostro no oculta lo dura que ha sido toda una
vida en las alturas de las montañas más preciosas de la Cordillera.
Tan humilde, que Victor me contaba que las primeras veces le trataba de usted pero
con el "Don"..delante de su nombre.
Sin embargo, en medio de la naturaleza es una maquinaria asombrosa.
Perdió toda su timidez en cuanto comenzamos a caminar juntos.

En un escenario tan salvaje y tan bello a la vez, cada frase era una lección para nosotros.
En medio de joyas ecológicas de uso restringido especial. Bosques y hayedos míticos
donde pulula el Oso y el Urogallo:...Las Sendas,El Acebu,La Madeirera..
En medio de lo más prohibido de la Cordillera Cantábrica junto con Muniellos..allí
el tiene permiso para subir y vigilar todos los días su ganado.
Andando, día a día, mes a mes, año a año. Nieve, atruene o pele de frio..día a día.
Además es uno de los últimos "teitadores" de Somiedo. El noble arte de cubrir
de teito la cubierta de las Cabanas. El tiempo que se va..
Luego de enseñarnos sus dominios, subimos al Chandurrio.
Que paisajes..por dios..

El invierno ha sido muy duro. Nos cuenta que hasta tal punto, que varios
días bajó el oso hasta las mismas casinas de Villar de Vildas..(Vichare).
Desde La Madeirera y desde Bucibrón, desde El Gulipu...
No le asusta el Oso, lo respeta, lo ha visto tal infinidad de veces, que es
algo normal. Nos avisa de que nos mienten.".. Hay más oso del que creeis.."
Nos cuenta historias de él, nos cuenta historias de todo.
Desde.. aquel día que vió el oso más feo de todo Somiedo. Negro y feo feo.
Tanto que se rie como un niño al contarlo. El día que por fín pudo echar a otro
del piornal que preside su braña despues de meses y meses. Con la ayuda de su
fiel mastina "Pastora".
El día que un solo rayo mató a dos vacas a la vez. Ámbas rodaron como bolos desde
el Puerto Alto hasta la misma braña. El acoso de los lobos. Las manadas que conoce
y sabe de sus pasos de valleja a valle, de loma de cordal a bosque...

Cada paso nos describe algo. Su prodigiosa vista es descomunal.
Nos hace mirar donde estan apostados los rebecos. Nos enseña los excrementos
del lobo. Localiza el pelaje de uno de ellos muerto en la misma cima del Chandurrio.
"..a este se lo cargó algun animal de dos piernas..".
Y nombres..millones de nombres de sitios que con tal prestancia nos suelta, que
yo no puedo memorizarlos para mi desesperación.
A Victor ya lo conocía, y a mi me toma cariño rápidamente. Yo tambien le amartilleo
a preguntas como el bueno de Victor.
En su pequeño mundo ya somos sus amigos, y así nos lo dice y nos lo hace saber.
Nos emplaza a otra caminata.
Ahí arriba no puede hablar con nadie. Solo su hijo pequeño le ayuda con el ganado.
Pero sabe que dentro de poco, tambien marchará a cualquier gran urbe.
"..Los tiempos han cambiado.."..dice.."..Ley de vida..".
Le aporreo a fotos, y cada vez que se da cuenta, se quita la gorra y se la coloca sobre
el pecho. A la vieja usanza.
Luego del Chandurrio, su cadera le está matando, y le mandamos que se baje al pueblo.
Victor y yo tenemos un plan de bajada.."confidencial"..
Lolo nos indica como tenemos que tomar dicha bajada, y nos da unos consejos.
Pero eso es otra historia. Solo decir, que en esa segunda parte del día, pasé por
uno de los sitios más inquietantes de estas montañas.
Nunca habia visto, por ejemplo, un haya con tronco de haya, y la mitad de sus ramas
con hojas de serbal..no lo entiendo.
El huracán de Febrero, hizo cosas allí que si no se ven no se creen.

Gracias Lolo. Un gran hombre, un buen hombre.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Soy Victor(Orbayu).Me apetece comentar lo injusto que es que la mayoría de ganaderos de Villar puedan llegar a los pastos en todoterreno, y Lolo tenga que meterse 700 m de desnivel a caballo y caminando. Ya sé que los demás no tienen la culpa, los pastos con buen acceso son privados, y hay que respetar la propiedad privada, faltaría más, pero si queremos que la ganadería de vaca roxa perdure, no puede ser en estas condiciones. Vildeu, La Rebollá, Veiga Chonga...son grandes pastos, pero haber quien sube todos los días a las 7 de la mañana por ahí arriba, el desgaste físico es muy importante, yo creo que te acaba machacando literalmente.

Mª Angeles y Jose dijo...

Que bonita historia y que buena gente que encontrais por el mundo.
A mi siempre me gusta decir que me gustan las personas que no son maestros d nada y son aprendices de todo.Pero este SEÑOR es todo un maestro de sus montañas.
Saludos.

Coyotepisapraos dijo...

Pues decir que tengo familia en Parada la Vieya... y se que tengo familia lejana en Villar de Vildas. ¿De qué casa es Lolo?

Coyotepisapraos dijo...

Y si, entiendo perfectamente cuando Lolo dice "..Los tiempos han cambiado...Ley de vida.."

Mi tío de Castil del Moure está justo en la misma situación. Sus hijos trabajando en Gijón y sabiendo que él será el último del pueblo....

jgbarber dijo...

Hola Carlos, todo un personaje el tal Lolo. Me gustó mucho tu historia, plagada de ternura y de amor al campo y las montañas. Cuántas cosas por aprender!!! Saludos,

Anónimo dijo...

Ayer hicimos la misma ruta Orbayu y yo (teverga).Saludos

Publicar un comentario

La Montaña de Serbal en Google Maps