La Marca

Hubo un tiempo en que Serbal correteaba por estos escenarios.
Cada teito,cada rincón son egoistamente un poco mios. Alejarse de ellos
siempre es un error. Aunque las circunstancias así lo rigan, uno pertenece
de por vida a lo que anhela.
Cuando vuelva de mi aventurilla temporal, ya le pueden dar por el orto a la
roca lunar. Cada uno pertenece a su clan.

2 comentarios:

Luz dijo...

Supongo que cada estilo tendrá su encanto, y la caliza también tendrá algo especial, pero la verdad es que donde estén parajes como éste...
Yo no lo dudaría, vamos. En sitios así, me perdería durante horas. Ya sabes que a mí el verde...
Besos, mozín!

L.A.R. dijo...

¡Que foto! podría estar echa en el año 2000 o en el 2000 antes de cristo (si hubiera cámaras, por supuesto) es atemporal...

Publicar un comentario

La Montaña de Serbal en Google Maps